Corte Suprema Pandora Ll

Profesionales del derecho cuestionan nuevo orden de sucesión en la CSJ

Tegucigalpa. La reciente designación de presidencias y coordinaciones de salas en la Corte Suprema de Justicia (CSJ) ha generado controversia entre profesionales del derecho, quienes cuestionan la falta de respeto al reglamento interno y plantean posibles intereses políticos detrás de estas decisiones.

Kenneth Madrid y José Luis Moncada, destacados abogados, sostienen que la presidenta de la CSJ, Rebeca Ráquel, debería convocar al pleno de magistrados para discutir y aprobar una nueva reforma al Reglamento Interior de la CSJ que establezca legalmente la alternabilidad de las salas, especialmente la Constitucional y Civil.

La designación del magistrado Wagner Vallecillo como presidente de la Sala de lo Constitucional, en lugar de Luis Padilla, y de la magistrada Gaudy Bustillo como coordinadora de la Sala de lo Civil, en vez de Rubenia Galeano, ha levantado críticas. Estas decisiones fueron tomadas unilateralmente por Ráquel, sin respetar el orden de precedencia establecido previamente.

Moncada señala la posibilidad de intereses políticos detrás de estas acciones y espera una definición clara del pleno de la CSJ para solventar la situación, mientras que Madrid considera que alterar el orden de precedencia por conveniencia política viola el principio de legalidad constitucional.

Por su parte, Marlon Duarte advierte que si no se respeta el reglamento para garantizar la alternabilidad de las salas, los nombramientos de Vallecillo y Bustillo podrían ser ilegales. Se cuestiona cómo se decidió que Vallecillo asumiría la presidencia de la Sala de lo Constitucional en lugar de Padilla, como correspondía según el reglamento aprobado el año anterior.

Estas discrepancias en la CSJ reflejan tensiones internas y levantan preocupaciones sobre la independencia del Poder Judicial y el respeto a las normativas internas. La falta de transparencia en estos procesos afecta la credibilidad de la institución y genera incertidumbre en el sistema judicial hondureño.

Deja tu comentario