Yani Rosenthal expone cómo su propuesta del IBU logrará reactivar la economía del país

Captura yani - copia

Entre las novedades que expone el presidenciable liberal en su Plan de Gobierno, el que merece especial atención es el INGRESO BÁSICO UNIVERSAL (IBU), como es novedoso es importante conocer en qué consiste y de dónde logrará su financiamiento.

Para empezar, reconoce que no es una idea que él se la inventó, sino que se trata de una técnica económica reconocida por importantes mentes de la economía mundial y que ha sido puesta en práctica con gran éxito en varios países como Brasil, bajo administración del presidente Lula, Nigeria, Jamaica, Finlandia, Noruega.

Yani así lo expone: “El IBU es una propuesta que no nace con nosotros, sino que existe desde hace mucho tiempo y nosotros hemos asumido esta propuesta para Honduras por la siguiente razón. Porque en Honduras, durante los últimos 15 años, desde que inició la Estrategia para la Reducción de la Pobreza (ERP) se han invertido en esa estrategia 500,000 millones de lempiras, que equivalen al cambio actual, 20,000 millones de dólares”.

“Todo ese dinero ha sido despilfarrado, porque la pobreza que era de 32% cuando inició la Estrategia de Reducción de la Pobreza, hoy es de 53%, entonces más bien ha subido 20 puntos en ese lapso de la ERP, por lo que es obvio que no ha funcionado y que tenemos que utilizar un mecanismo completamente diferente”.

“Entonces la propuesta es readecuar todo el sistema de bonos que hay en Honduras y entregar a  cada hondureño mayor de 18 años, con el púnico requisito que tenga su cédula de identidad, entregarle 1,500 lempiras mensuales , que equivalen a 18 mil lempiras al año. Desde luego que no es la gran cantidad pero es suficiente para comprar lo indispensable”.

DE DÓNDE SE FINANCIARÁ EL BONO IBU

“Es una cifra que sale de lo siguiente. 1.500 lempiras son 60 dólares, 2 dólares al día, quien vive con 2 dólares al día vive en la pobreza y quien vive con un dólar se considera que viven en condición de miseria; por lo tanto, estos dos dólares al día le darán para poder tener lo indispensable”.

“Hay gente que cuestiona si es posible hacerlo en Honduras, siendo un país tan pobre y pretender entregar 1,500 lempiras mensuales a tres millones de personas de un solo el otro año, significa poder contar con 54,000 millones de lempiras, que es una cantidad muy grande de dinero. Estamos hablando de un poco más de dos millones de dólares”.

“Sin embargo, cuando en una economía circula más dinero, el gobierno capta una parte de ese dinero, por el Impuesto Sobre Venta, por el impuesto del combustible, por el Impuesto Sobre la Renta, etc. Entonces todos esos impuestos representan lo que capta el gobierno, que los economistas llaman presión fiscal”.

“Entonces cuando el gobierno emite 54,000 millones para colocarlos en la economía, al final con la recuperación del gobierno de un 20% de ese total, entonces en realidad el costo al gobierno solo va a ser de 43,000 millones”.

Para que una persona de 18 años o más pueda beneficiarse de este bono solo tendrá que inscribirse, afirmó Yani. “Va a poder ir a un banco o lo podrá hacer mediante una aplicación que vamos a crear para usar en el teléfono, o podrá ir a una de las oficinas del gobierno en donde se va a permitir hacerlo también”.

“Tendrá que tener su tarjeta en la mano porque deberá hacer un video con la tarjeta y así poder demostrar que realmente es él quien esta con la tarjeta y luego tomar una foto a la tarjeta; esas son medidas, todo esto como medidas antifraude, porque ha sucedido en otros países”.

“Una vez que está inscrito el beneficiario decidirá si quiere que se le deposite en una cuenta en el banco o que se le envíe el dinero al teléfono”, expuso Yani, que una vez asumiendo el poder en enero próximo, el programa arrancaría en febrero.

“Nos va a tomar más o menos cuatro meses poder incorporar los tres millones de personas que lo van a recibir el primer año y luego el segundo lo van a recibir cuatro millones y entre el tercero y cuarto año espero que ya lo estén recibiendo todos”.

Consideró que un aproximado de un millón de personas que es clase media, que no vive en la pobreza que puede esperar. “Pero los primeros tres, cuatro millones de hondureños mayores de edad sabemos que lo ocupan urgentemente, entonces lo vamos a hacer con toda la velocidad que pueda”.

Afirmó que la gente tiene la gran esperanza que gane el Partido Liberal para poder recibir ese recurso. Que además tiene otro componente importante.

“Y es que el IBU puede ser hipotecado, entonces 24 meses del IBU, 36 mil lempiras, una persona que tenga una emergencia familiar, una emergencia médica, o una persona que tiene un puesto en el mercado, que adquiere dinero prestado muy caro, podrán ir a sacar este dinero”.

“O digamos una persona que tiene una pulpería y quiere ampliar su inventario, u otra que tiene un taller y necesita comprar una máquina, lo que necesite. Actualmente, si van a un banco lo primero que les piden es una constancia de empleo, pero cómo la van a presentar si en Hondura son hay trabajo pues”.

“Entonces ahí, dos millones de hondureños que trabajan en el sector informal, que no tienen constancia de empleo y por tanto no tienen acceso al crédito formal, ahora van a poder ir al banco y decir ‘quiero sacer 36 mil y de garantía voy a poner el bono que me da el gobierno’, o sea el Ingreso Básico Universal”.

Yani Afirmó que él ya sostuvo pláticas con la banca y ellos le confirmaron que están dispuestos a participar porque es un crédito que no tiene riesgo. Agregó que el interés que en este caso estarían cobrando los bancos sería a bajas tasas, es de un 12 ó 13 por ciento.

“En lugar que por ejemplo, platicaba hace algunos días en el Mercado de Mayoreo de Tegucigalpa y allí por ejemplo prestan al 20% cada 21 días, lo cual representa mas o menos como 400% al año. Entonces si van a bajar la tasa de interés desde un 400% a un 13%, por supuesto que es súper más barato”, expuso el presidenciable por el Partido Liberal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

dos × 5 =