Y Áxel: Invest-H admite que hospitales móviles NO llegaron en condiciones técnicas adecuadas

‘Vox pópuli’ ya lo había dicho, pero escucharlo de forma oficial duele porque si alguien albergaba algún atisbo de esperanza, estas se desvanecieron y solo queda reconocer que hemos sido tomados como tontos.

Resulta que el presidente de la comisión interventora de Invest, José Ernesto Leva Bulnes, se sinceró con la población hondureña y reconoció que los hospitales móviles (por no decir chatarras móviles) llegaron en condiciones técnicas no adecuadas, nosotros le hemos reclamado al señor Áxel López, que las repara, pero no lo ha hecho en el tiempo que nosotros necesitamos ante esta pandemia”.

Reconoció que ha habido negligencia de parte del proveedor, quien no ha colaborado, debido a la falta de argumentos técnicos legales que carece el documento, porque no se firmó un contrato y esto ha hecho que el señor López, haga las cosas en el tiempo que él dice.

El presidente de INVEST-H afirmó que los módulos se debieron de haber instalado desde el mes de marzo, sin embargo, el proveedor no ha solucionado el problema de los aires acondicionados, para garantizar la vida de las personas que trabajarán en estos y que no haya problemas con los contagios del covid-19.

Bulnes afirmó. “Nosotros hemos hecho lo imposible por quererlo hacer, pero no podemos, todos los días le mandamos reclamos al proveedor, se le exige y se le va a exigir una vez que estén instalados los siete hospitales”.

“Estamos negociando con alguien que ya fue pagado y con esfuerzos de Invest-H, se abrirá el hospital de Choluteca y Copán en esta semana, porque el proveedor no ha hecho ni el mínimo esfuerzo, vamos a entregar dos y estamos esperando que el proveedor tenga conciencia para poder entregar los otros tres”, expresó Bulnes.

Debido al colapso hospitalario por la alta incidencia de casos que siguen apareciendo cada día, el panorama que se avecina es desalentador, ya que el Covid pasa factura todos los días cobrando la vida de los ciudadanos.

Sin embargo, el negocio redondo que enriqueció los bolsillos de funcionarios corruptos y que amenaza con quedar en la impunidad, hace que la población esté pagando, literalmente, con dolor en carne y alma propia, por los fallecimientos, por no encontrar un espacio de atención, que ha provocado que algunos compatriotas hayan muerto en la calle, en las aceras de los centros asistenciales, o en sus casas, en donde sin duda hay contagiados a otros familiares.

Coordinador de Inversión Estratégica de Honduras (Invest-H), José Ernesto Leva Bulnes.

 


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *