¡Violencia contra mujer! Menosprecio y pleitos; banderas rojas que indican que debes huir de relación

¡Violencia contra mujer! Menosprecio y pleitos; banderas rojas que indican que debes huir de relación


  • En tiempo de pandemia, un grupo de amigos que abrió una línea de auxilio psicológico de emergencia, recibió más de 46 mil llamadas sobre consulta de violencia doméstica

SAN PEDRO SULA.- La doctora Angélica Milla dio a conocer en el programa "En La Mira", las banderas rojas que debe tomar en cuenta una mujer para huir a tiempo de una relación, porque todo indica que esta terminará mal.

Si bien es cierto, las cifras alarmantes de denuncias contra violencia doméstica son importantes, las banderas rojas de las que casi nadie habla, son igual de interesantes, pues te ayudan a prevenirla.

Es por ello, que Milla recuerda a las féminas que no es normal que su pareja les grite, insulte o golpee.

"A eso podemos denominarle banderas rojas y son sencillas, no tiene que ser una violencia física agresiva al inicio, simple y sencillamente si un hombre o alguien en una posición de poder superior, entiéndase si usted es mujer y está en un trabajo, y su jefe hace estas cosas, estamos en presencia de violencia", explica la doctora.

Detalla que "las primeras banderas rojas son sencillas, la menosprecian; el menosprecio expresado en voz alta, sos una tonta, sos una inútil, no servís para nada, por eso estas como estás".

"La segunda son los gritos y el maltrato verbal, el uso de palabras soeces para referirse a la mujer, los gritos cuando se está en los momentos de la vida diaria, como servir las comidas, gritar o decir que la comida no sirve", agregó Milla.

En tercer lugar, "ya vienen las peleas o involucra de un contacto físico, un empujón, tirar una almohada, quebrar vaso, eso ya nos va acercando a una verdadera violencia física. Ante estos tres panoramas yo le diría a una mujer, váyase de ahí porque eso no tiene un final feliz", amplió.

Inicialmente Milla, dijo que la violencia contra la mujer, es un tema que necesita volver a ser visibilizado.

"La percepción es que es un tema que está siendo ignorado a pesar de que las cifras que se van revelando son preocupantes, o podría caer en la otra parte que sería todavía peor, normalizar la violencia contra la mujer; ninguna de las dos posibilidades conviene a la nación", expresó.

Pre, trans y pospandemia

Prepandemia manifestó que era un tema relevante, pero cuando se entró en cuarentena y al encierro, el problema recrudeció.

"Yo tengo algunos datos anecdoticos por parte de algunos amigos que abrieron una línea de auxilio psicológicos de emergencia por Covid, y la sorpresa fue que la mayor parte de las llamadas, fueron por violencia doméstica intrafamiliar. Creo que llevábamos a penas seis meses de la cuarentena y ellos llevaban más de 46 mil consultas por violencia doméstica", recordó.

"Osea que tuvimos una pandemia dentro de otra pandemia y de la cual casi no se dijo nada. Las más de 46 mil consultas eran de mujeres que estaban siendo víctimas de violencia dentro de sus propios hogares en el encierro, y como digo, anecdotico porque este no era un lugar oficial, era un grupo de amigos voluntariando por la salud mental de las personas por la crisis sanitaria, que sabíamos que estaba afectando la salud de las personas", ahondó. Es decir que la violencia hacia la mujer se disparó.

Postpandemia comentó que "no ha mejorado la situación, a esto agregaremos de que si hacemos una revisión de cuántas personas son castigadas por agredir a una mujer, la impunidad es tremenda. La denuncia ha aumentado, pero el castigo no va proporcional a la denuncia".

La entrevistada puso de ejemplo el caso de los feminicidios, "es decir, muerte violenta de una mujer por el hecho de ser mujer, y en una posición de desventaja, osea que una persona tiene más poder, la impunidad anda alrededor del cinco por ciento, qué quiere decir eso, que si hay 100 mujeres asesinadas, por ser mujeres, 95 de los asesinos no van a pagar ese asesinato, eso es lo que se vive en este país, solo cinco van a recibir castigo".

Esos números para ella, son muy crueles, que no contribuyen a controlar esa situación, "porque claro, si yo cometo un delito y no soy castigado obviamente puedo seguir delinquiendo, no hay nada que me frene, y lo mismo podemos decir para violencia doméstica, violencia cibernética, para violencia sexual".

¿Qué pasa con las que denuncian maltrato?

Recordó que en el espacio académico que ella está, se realizó una tesis hace cuatro o cinco años, y los resultados de sentencia, tuvo la dicha de compartirlos en un congreso de salud pública que se llevó a cabo en Perú,

"La tesis se trataba de qué es lo que pasaba cuando las mujeres denunciaban maltrato y pasaban por el proceso de evaluación de Medicina Forense y llegaban a un juzgado", memorizó.

Dijo que en esta "se detectó que en medio del proceso la denuncia corría bien, la Policía actuaba y protegía a la mujer contra el agresor, se iba a la primer audiencia, pero entre el espacio de la primera audiencia y la siguiente la mujer quedaba completamente desprotegida desde el punto de vista económico, y sabemos que la mayoría de situaciones de violencia doméstica, el agresor es el compañero de vida de la mujer".

"Y entonces, al quedar esta mujer desprotegida económicamente, simple y sencillamente regresaba con su agresor y se alejaba del proceso", externó.

Aunque la ley es clara, y a pesar de que existe, lamentó que tiene ese bache que no le da sostenibilidad a la mujer.

"Hace poco me enteraba que en San Pedro Sula, siendo una ciudad grande con casi un millón de personas desee su fundación, solo tiene una casa refugio por parte de la municipalidad, y sólo puede albergar a 15 mujeres, y tengo entendido que hace muy poco estaba en precario el maneterla abiertas, no estaban llegando los fondos para sostenerla".

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *