Videos captan la antesala a la masacre registrada para lograr la fuga de “El Porkys”

La joranda transcurría como un día normal en el interior del Palacio Judicial de la ciudad de El Progreso, apenas recién había pasado la una de la tarde, por lo que algunos empleados todavía se encontraban en su hora del almuerzo, otros comenzaban a retomar sus labores diarias.

Normalidad que se percibe en el “troquito” de carga con el que un empleado abastece de papelería a una de las oficinas, el seguimiento visual que dos ciudadanos hacen de esa acción, o la amena conversación de un guardia de puerta con otro ciudadano.

En medio de esa normalidad diaria que recogen las cámaras de vigilancia de ese centro de justicia, una masacre estaba por perpetrarse.

Porque de repente todos ellos se agrupan a un lado para dar paso a un contingente de “policías militares” que traen a un supuesto reo, allí el contingente se divide entre quienes pasan con el “detenido”, siete en total y otros ocho se quedan en el control del acceso o entrada al edificio.

Todos ellos están fuertemente armados y en posición que inspira sumisión de parte quienes están cerca. Casi a continuación ingresa un policía verdadero con el recluso verdadero, este vestido con un traje negro de pies a cabeza que le cubre el rostro, luego entró otro policía militar y parece que logra intuir que algo extraño está pasando allí, según se puede deducir de los gestos corporales al pasar entre los policías supuestos.

Poco menos de dos minutos después, los supuestos que custodiaban el ingreso comienzan a despejar de personas ese sitio, haciendo ingresar por la fuerza a quienes al momento todavía se encontraban en esa zona, haciendo que una oficina contigua.

De todos esos visitantes cinco muchachas, dos jóvenes y un hombre que se disponían a salir, se percatan a tiempo del riesgo que corrían y corren a encerrarse en otra de esas oficinas, acción que no agradó a uno de los supuestos y comenzó a dar de patadas a la puerta, pero esta no cedió.

Posterior a esto, a un grupo de policías militares y preventivos, quizá del mismo contingente que trajo al recluso, le es impedido el ingreso al edificio por uno de los supuestos, a quien luego se le suma otro, que al parecer tiene mejor ‘don de mando’ porque logra que los policías que aparten de la puerta.

Pero en realidad lo que sucede es que los supuestos ya vienen de salida con su compinche recuperado, ya sin el traje negro con el que lo ingresaron. En una primera impresión pareciera que  llevan a una mujer por la fuerza, pero no; es “El Porky”, vistiendo una calzoneta ancha y larga color verde tierno y siempre cubierto, pero ahora de la cabeza hasta el pecho, lo llevan en actitud de sumisión, posiblemente para no despertar sospechas.

Por eso es que los policías se hicieron a un lado en la puerta, pero una vez que los supuestos habían salido del edificio con el reo, y los demás compinches se disponían a salir también, inició una balacera en el exterior del edificio, que es lo que corresponde a las fotografías y vídeos que han sido vistos desde el momento del ataque.

En esta última parte del vídeo se observa que los policías en el exterior quedaron a dos fuegos, porque los de adentro también comenzaron a dispararles, incluso el que había sido ingresado como señuelo de supuesto detenido sale cargando un arma, por cierto que nadie andaba con pistolas, solo armas de grueso calibre.

Ya en horas posteriores al ataque, la policía ha encontrado dos microbuses, uno tipo rapidito color ocre y otro tipo van color blanco, ambos con gran cantidad de armas en su interior, con la diferencia que en el busito tipo rapidito estaba el cuerpo inerte de uno de los facinerosos, quien fue identificado por las autoridades como Rosel Bladimir Gámez Caballero de 25 años de edad originario del municipio de Tela, Atlántida.

En Total fueron 55 armas utilizaron abandonadas por los bandidos y utilizadas para la liberación del líder de la MS además 15 cortas y un lanzagranadas, entre otros pertrechos policiales.

El vehículo tipo van fue encontrado anoche en el barrio Montevideo de El Progreso, Yoro, allí se halló indumentaria policial, de igual forma fueron encontradas varias armas de alto poder, entre ellas un lanzagranadas.

Los agentes fallecidos corresponden a los nombres de:

Wilmer Antonio Poso Rodríguez,

Rony Mauricio Rodríguez Osorto

Alber Faviel Lanza Gallegos

Jerlin Oswaldo Ríos Herrera

Las autoridades confirmaron la captura de cinco personas que habrían participado en este operativo de rapto del líder de esta estructura criminal.


Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


19 + 11 =