Video: Reverendo Fumero preocupado por intención de legalizar el cultivo de marihuana

fumero

Un horizonte apocalíptico es lo que se vislumbra en el camino social hondureña, ante desconcertantes propuestas que, hasta hace poco tiempo no figurarían más que en una hipotética ‘caja de pandora’ ante una necesidad inexistente de crear expectativas ilusorias debido a la falta de adrenalina mediática.

La intención o propuesta de crear un marco jurídico para permitir el cultivo de marihuana es como ‘embadurnarse’ el brazo de miel e introducirlo en un hormiguero bravo para constatar si es cierto que tales insectos pican o no tal como dicen de ellos.

Es más que obvio que, con el alto grado de corrupción que pulula en todas las esferas sociales, institucionales, jurisdiccionales y económicas del país, el tema pronto luciría fuera de control; quién querría someterse a tan salvaje prueba.

Es esta condicionalidad la que hace que el reverendo Mario Fumero, hombre de Dios que lleva décadas realizando un enorme pero silencioso trabajo social, recuperando de las garras de la drogadicción y el alcoholismo a centenares, sino es que millares de hondureños, a través del Proyecto Victoria,  hoy expone su preocupación por tan desaforada intención.

“Estoy sumamente preocupado por la propuesta que hay en el Congreso de legalizar la siembra de marihuana. Nasralla dijo que podríamos sembrar 10 millones de metros cuadrados de esa yerba, o sea, mil hectáreas”, comienza diciendo el reverendo Fumero.

Ante la descomunal cantidad de cultivo del alucinógeno, Fumero previene, con sensatez, que el país no cuenta con los recursos necesarios para ejercer algún tipo de control en tales hipotéticos sembradíos.

“Esto sería un desastre porque no habría recursos para controlar que toda esa yerba no llegara a parar para otros usos que no fueran que no fueran médicos. Yo creo que legislar algo así convertiría a Honduras en un país completamente inundado de marihuana y tendríamos a largo plazo muchos enfermos mentales, más de los que estamos manejando ahora, pese a que la marihuana es ilegal”, expresó con sustancial lógica.

De ahí que imploró al cuerpo de diputados indiferentemente del partido al que pertenezcan. “Piénsenlo bien, hago un llamado por este noticiero a todos que pensemos ecuánimemente y pensemos en las consecuencias de hacer semejante locura”, finalizó.

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

cuatro × 4 =