VIDEO: Periodista tiene encuentro con el Covid sin imaginar que sería su camino para encontrar a Cristo

Captura brayan 3


Esto es lo que el periodista Brayan Flores reconoció una vez que salió de la etapa crítica del Covid. “Quiero que sepan que por mucho tiempo me consagré un ateo por demasiadas razones”.

Hoy, días después de haberme debatido entre la vida y la muerte doy gracias a Dios por haberme rescatado, a todos ustedes por sus oraciones, palabras de ánimo y todo apoyo. Evelyn Molina, ese ser excepcional e irrepetible, encontró las maneras de hacerme saber cada uno de sus buenos deseos.

Agradezco a Dios, por la oportunidad de conocer a través de este proceso a la pastora Margarita López y su hija, la doctora Margarita Montoya por el apoyo médico y espiritual que me brindaron en la noche más aciaga de mi vida, cuando la muerte que tantas veces  presencié, venía inexpugnable a mí.

Gracias a mis compañeros de Radio Globo y El Pulso por su acompañamiento infinito e incondicional.

Muchas gracias a los colegas periodistas que informaron sobre mi salud y me enviaron buena energía en este proceso.

Infinitas gracias a todos los radioescuchas dentro del país y un abrazo de agradecimiento a los hondureños del departamento 19, que mostraron preocupación por mí.

Agradezco a, Nolvia mi enfermera, a Martha Castañeda, la abnegada y magnánima madre de Evelyn que cuidó a sus nietas para que ella  pudiese estar pendiente de mí.

Debo reconocer en mi amiga la periodista, Evelyn Molina, su capacidad de respuesta y sabias decisiones, su valentía al salir sola de madrugada, sacarme de casa y no dejarme tirado en un hospital.

Este proceso me hace valorar aún más su amistad sincera, leal y su calidad de ser humano, se convirtió en mi ángel y su valentía le permitió no acobardarse nisiquiera ante un posible contagio. De verdad que mi ángel es de armas tomar.

La noche que quede interno, después de aceptar a Cristo,  Evelyn me dijo "lo dejo aquí y de aquí sólo Dios lo va a sacar" palabra cumplida.

Ahora, empieza otro proceso de recuperación, espero pronto estar informándoles por las mañanas y saludarles con el ¡Qué tal, gentes!

Termino diciéndoles, tomé todas las medidas de precaución para no contagiarme del covid-19, mi recuperación fue milagrosa, Dios estuvo allí conmigo en ese océano de oxígeno, pero con mi caso  quiero hacer conciencia de lo terrible que puede ser esta enfermedad.

El personal médico dentro del Hospital Escuela me trató muy bien, ellos están librando otra lucha desde adentro con múltiples limitaciones y lo sé porque lo vi y podemos ayudarles cuidándonos nosotros mismos.

¡Viva la salud pública! ¡Viviremos y venceremos! ¡Acá nadie se rinde!

https://twitter.com/noticias247hn/status/1423425996905238530?s=21

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.