(VIDEO) Guatemala detiene y reprime con violencia a la caravana migrante

migrantes_guatemala_violencia


Las fuerzas de seguridad guatemaltecas utilizaron palos, la fuerzas y hasta gases lacrimogenos  para hacer retroceder a una caravana de migrantes el domingo temprano después de que miles de personas partieron desde San Pedro Sula hacia Estados Unidos el jueves por la noche, justo cuando el presidente electo Joe Biden se prepara para ingresar a la Casa Blanca.

Entre 7.000 y 8.000 migrantes han ingresado a Guatemala desde el viernes, según la autoridad de inmigración de Guatemala, huyendo de la pobreza y la violencia en una región golpeada por la pandemia de coronavirus y huracanes consecutivos en noviembre.

Sin embargo, alrededor de 3.000 agentes de seguridad guatemaltecos se reunieron en la aldea de Vado Hondo en el este de Guatemala para detener la caravana, lo que provocó los enfrentamientos el domingo por la mañana.

Imágenes de video compartidas por el gobierno guatemalteco mostraron a cientos de migrantes presionando contra un muro de las fuerzas de seguridad, que usaban palos para repeler la oleada de personas. Un número indeterminado de personas resultaron heridas, dijeron las autoridades.

Varados cerca de la frontera

De acuerdo a la agencia EFE, hay un grupo que se encuentra varado y está compuesto por alrededor de 6,000 migrantes, mientras que los otros 3,000 hondureños que conforman la caravana han logrado avanzar en algunos casos y en otros la multitud se ha ido diluyendo o ha emprendido el viaje de vuelta a su país.

La caravana se coló ilegalmente entre la noche del viernes y el sábado por el puesto fronterizo El Florido, en el departamento de Chiquimula, 200 kilómetros al oeste de la Ciudad de Guatemala.

Sin embargo, las fuerzas de seguridad impusieron al final del sábado una barrera policíaca unos 20 kilómetros después de la frontera de El Florido, siempre en Chiquimula, por lo que los migrantes se encuentran varados sin poder avanzar.

Es probable que la caravana se vea sometida a más presión en México. Las autoridades de ese país aseguraron que estaban comprometidos con la migración ordenada y regulada y se opondría a cualquier forma de entrada no autorizada.

La primera caravana de migrantes del año se produce menos de una semana antes de que el presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, asuma el poder, prometiendo un enfoque más humano de la migración, en contraste con las políticas de línea dura del presidente saliente Donald Trump.

Las autoridades mexicanas y centroamericanas han coordinado medidas de seguridad y salud pública en un intento por disuadir el movimiento masivo de personas en la región.

IMG_3496

Con información de Reuters y EFE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.