Video: El Roble Copaneco estuvo en tres “tocadas” donde el invitado de honor era El Chapo Guzmán

Captura El Roble
Al menos en dos ocasiones el artista nacional deleitó a quien un tiempo fue el hombre fuerte de Sinaloa hasta el sur, territorio que abarcó incluso la zona occidental de Honduras.

Desempolvando una entrevista que hace algunos años el artista nacional, German Alfaro, artísticamente conocido como “El Roble Copaneco”, concediera al periodista Carlos Martínez para el Programa “La Tertulia”, dice que Joaquín “El Chapo” Guzmán habría sido la persona que, durante una actuación artística privada en la Vecina Guatemala, se habría referido a él como un roble, según refiere el reconocido artista hondureño.

“Yo le estoy improvisando a él una canción y al escucharla me preguntó que si no la tenía escrita”, a lo que el artista dice haberle respondido. “No, yo las improviso así no más”.

Respuesta esta que habría ameritado una confirmación de parte del interlocutor, que como veremos más adelante, El Roble no termina de confirmar que efectivamente la persona a la que en ese momento cantó era El Chapo.

“Improvísese otra”, __solicitó__ a lo que Alfaro pensó que la persona con la que hablada ha de haber creído “me la está poniendo, la traía grabada y me quiere engañar. Y vos sabés (le confiesa al periodista), ya se rumoreaba qué clase de gente son, verdad”.

“Esa vez recuerdo que el grupo se llamaba, Los Tigrillos de Oriente, entonces le digo al muchacho que toca el bajo, ‘haceme el RE-sostenido… vamos’ Y toda la gente gritaba y aplaudía”.

Al parecer las interpretaciones artísticas resultaban muy buenas porque ‘El Jefe’ como El Roble recuerda se referían a esa persona, le volvió a preguntar.

“‘Dígame la verdad, ¡las tiene grabadas o no las tiene grabadas’ __No, jefe, no__ ‘y de dónde sale tanto’. __Nooo, lo que se me viene y yo lo digo así”__, recordó que había respondido y que habían improvisado unas 3 ó 4 melodías más.

Y que al finalizar de escucharlas le expresó convencido. “‘Es otro rollo ¡ya me convenció, es otro rollo! Muy bueno; y sos catracho’ __soy catracho__”, dice El Roble que respondió. “Nacido en Copán, entonces brincó alguien y dijo. ‘Es que ahí en donde lo miran, ese viejo es un Roble- __¿y eso?’ habría respondido extrañado El Jefe.

A lo que le explicaron que el roble es bueno “para leña, para carbón, para curtir cuero, para postes, para sombra, para madera”, a lo que él habría reafirmado. “Eso es verdad este viejo es un roble, desde ese momento hacia acá, nació el nombre artístico de El Roble Copaneco”, afirmó el artista nacional.

“Ya después me decían y saludaban ‘Roble dice el Jefe, Roble decía El Jefe’. Por lo que desde ese día quedó el mote de El Roble, que después derivó en El Roble Copaneco.

Al finalizar recuerda que la persona que le contrató le preguntó. “‘Le voy a pagar, arreglemos’. Yo le iba cobrando a él 8.000 lempiras, por ir a cantar hasta allá (Guatemala). “El señor está viendo cuando me paga, me dijeron él es don Joaquín, él es El Jefe, pero yo de lejos”, aclara.

“Cuando me hace un gesto para que me acerque y me pregunta. ‘Cuánto está cobrando’, ocho mil lempiras, le digo yo, recuerdo que preguntó, ‘¿en quetzales cuánto es?’, ya le dijeron la cantidad. Al ratito se acerca un muchacho y al momento que me entrega dijo. ‘Aquí le manda el jefe, le dejó para los frescos’, me regaló 5,000 quetzales, confesó El Roble.

Ya en Honduras, Alfaro recuerda. “Un día yo toqué en un lado, que por cierto, no fue en El Espíritu (aclaró el artista por algún motivo). Esa vez me llamaron de emergencia que si podía ir a tocar al siguiente día, una persona me dijo ‘esa plata la está pangando El Jefe’, y fue en Honduras”, afirmó.

“Entonces yo llegué, con los músicos nos limitamos a tocar y tocamos, vimos que entró una caravana de gente, muy custodiado el hombre, solo estuvieron un ratito, estuvieron en frente viendo el toque (la presentación), ahí estaba, el mismo señor que vi en Guatemala, al que le decían El Jefe”.

“Y llegó, me tendió la mano, me dijo ‘un gusto de saludarlo’ __y me preguntó__ ‘¿Cree que puede improvisar algo?’, dijo; por lo que digo que es la misma persona que vi allá (en Guatemala) ese mismo yo lo vi en Honduras ¡pero una vez!”, manifestó.

En cuanto a la pregunta que recién le había formulado “el Jefe”, Alfaro recuerda que le contestó. “Sí, ¿como qué? __entonces llegó otro y me dijo__ ‘como lo que improvisó aquella vez en Guatemala’. Entonces se me vino a la mente, ‘este es el señor que estaba allá’. Entonces vine yo y solté la broma ‘¡Aaah, aquí ya salió para el fresco, ¡démosle muchachos!’ y empezamos, dijo El Roble.

El artista recordó que había una canción en especial que tenía la frase ‘alístense nenitas que ya llegó su semental’, y esa era de las preferidas de El Chapo. “Pues ese día la improvisamos de carrera y solo escucharon un poco de música y se fueron”, dijo.

Pero ¿y el fresco?, recuerda Alfaro que preguntaron los músicos haciendo broma de la pasada. Cuando de repente “me acuerdo que uno de los que estaba en el salón se acercó y dijo, ‘aquí les dejó El Jefe’. Me dejó cien dólares, no conocía los billetes de cien dólares yo”.

Confesó que si él hubiera sabido cómo se iba a desarrollar la historia “del hombre”, quizá lo hubiera conservado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

19 − catorce =