Unos 130.000 hogares ocotepequenses comienzan a poner focos led para ahorrar energía

El hogar del matrimonio de doña Estela Ramírez y Teodoro Jiménez se convirtió este sábado en la primera vivienda del departamento de Ocotepeque en reemplazar los tradicionales focos incandescentes por las lámparas tipo led, como parte del Programa de Educación en Eficiencia Energética que impulsa el presidente Juan Orlando Hernández.

“En total son 130.928 focos led para atender a 32.000 hogares. Esta es una operación que no se había hecho antes”, indicó el presidente Hernández en el lanzamiento de la actividad, que representa ahorro en los recibos de energía eléctrica para pobladores de los 16 municipios de Ocotepeque con un consumo de energía entre 0 y 250 kilovatios.

El reemplazo de los tradicionales focos incandescentes por las lámparas tipo led no solo se traduce en ahorro de dinero para las familias, sino que además contribuye a la lucha contra el cambio climático y a la promoción de una cultura de eficiencia energética en los hogares hondureños.

Para Estelita, como es conocida en el barrio San José, este cambio de focos simboliza la esperanza de tener un importante ahorro de energía eléctrica.

“Espero que (el cobro) me salga un poquito menos por la situación que estamos ahorita de lo económico. La pandemia nos ha venido a golpear, ahora  vengo poco” a vender, dijo la señora, quien se dedica a la elaboración y venta de tortillas.

Según lo anunciado por el gobernante, esta operación llegará a 1,3 millones de hogares a nivel nacional mediante la entrega de 5,3 millones de bombillos led.

En esta movilización, que llegará a nivel nacional, están involucrados Guías de Familia, policías y Fuerzas Armadas, por lo que el mandatario pidió la colaboración de los hondureños.

“Abran sus puertas a los Guías de Familia, quienes estarán llegando a sus hogares para hacer la sustitución” de focos, dijo.

“Lo único que solicitarán los Guías de Familia es que entreguen sus focos ineficientes en el momento de la sustitución, para poder desecharlos adecuadamente sin dañar al medio ambiente”, señaló el mandatario.

Hernández indicó que para cuidar la salud de los hondureños estos grupos comenzaron a ser vacunados contra la covid-19 en la jornada que se desarrollaba en el parque central de Nueva Ocotepeque.

Ahorro de dinero y cuidado al planeta

El viceministro de Energía, Leonardo Deras, destacó que con la operación de reemplazo de focos tradicionales a lámparas led Honduras está cumpliendo con el numeral 7 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, de Naciones Unidas, el cual indica que a 2050 se debe procurar el acceso universal a la energía a todos los habitantes, con eficiencia energética.

“La Secretaría de Energía, a pesar de ser de muy corta creación, desarrolló por primera vez lo que hemos llamado la Política Energética Nacional para el 2050, que es una hoja de ruta del sector energético; con el consenso de más de 50 instituciones se desarrolla la ley de eficiencia energética”, que  está en camino a ser aprobada por el Congreso Nacional, recordó.

Deras destacó que las leyes no tienen ningún sentido si no procuran la mejora y el bienestar de todos los hondureños, y es en ese sentido que “por instrucciones del señor presidente hemos desarrollado este proyecto que demuestra que se pueden hacer acciones de eficiencia energética”.

Dijo que la primera acción en esta ruta fue la gestión realizada por el presidente Hernández ante el Gobierno de la República de China (Taiwán) para un financiamiento de unos 15 millones de dólares.

Esos recursos “se tradujeron en que ya aquí en el país tenemos disponibles 5,3 millones de focos led para beneficiar a 1.311.000 viviendas que representan aproximadamente el 80 por ciento de los abonados legalmente inscritos en la Enee”, precisó.

El funcionario destacó entre las ventajas de este cambio el bajo consumo energía, de aproximadamente 85 % a 90 % en comparación con los bombillos incandescentes.

La duración de los focos led es mayor que los bombillos incandescentes y fluorescentes, y no contaminan debido a que no contienen mercurio ni otros elementos perjudiciales para el medio ambiente. Emiten menos dióxido de carbono que el resto de las que existen en el mercado.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *