Universidades canadienses temen escalada diplomática con Pekín

Eso porque la cuarta parte de la población estudiantil universitaria en ese país de Norteamérica proviene de China.

En los campus crecen las dudas acerca una posible repatriación o limitación del número de estudiantes en represalia al arresto de la ejecutiva de Huawei, Meng Wanzhou.

La relación bilateral entre China y Canadá está inmersa, desde diciembre, en una espiral de tensiones diplomáticas por el arrestode la ejecutiva, Meng Wanzhou en Vancouver, vicepresidenta e hija del fundador de Huawei, a petición de las autoridades estadounidenses.

Pekín ha manifestado que se trata de un hecho impulsado por motivos políticos y analiza represalias a la detención de la ejecutiva del gigante tecnológico. Y las universidades canadienses, cuyos ingresos dependen en buena medida de los estudiantes chinos, temen ser las paganas del enojo con Ottawa.

Ian, como prefiere ser llamado para evitar problemas, estudia una licenciatura en la Universidad McGill, en Montreal (Quebec, este del país), gracias —dice— al esfuerzo de su familia. Su ambición: terminar sus estudios «y volver a China». Su temor: que «un conflicto diplomático se convierta en un obstáculo para conseguirlo», relata.

Su caso es uno de muchos: del cerca de medio millón de extranjeros que estudia en Canadá, según la Oficina Canadiense de Educación Internacional, el 28% del total —unos 140.000— proceden de China, el principal país de origen.

El temor de universidades y estudiantes viene de atrás. A mediados de diciembre, en plena escalada diplomática, Global Times —un diario chino cercano al régimen y editado en inglés—, mostraba la preocupación de varios padres de familia que tienen hijos estudiando en Canadá.

preocupación universidades canadienses


Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*