Una entrega que simboliza el vacío de organización en el manejo de la pandemia

recorte COLOR ATAUD

Personal de la morgue del Hospital Escuela entregó a familiares de un fallecido un ataúd vacío, cuando se suponía que contenía el cuerpo de su pariente.

Eso es lo que dieron a conocer este día las personas afectadas, al relatar que en horas de la mañana de este viernes, el personal de la morgue les entregaron el ataúd sellado y de inmediato se trasladaron a un cementerio de Jalaca, Talanga.

Al momento que procedían del entierro, los familiares abrieron el ataúd momento que para su sorpresa, se dieron cuenta que no estaba el cuerpo de su ser querido, ni el de ninguna otra persona, el ataúd estaba vacío.

Luego de lo sucedido, los familiares llegaron a la morgue con el fin de reclamar el cuerpo de su ser querido, que minutos después fue entregado.

Mientras que las autoridades de la morgue del Hospital Escuela aceptaron el error y aseguraron que fue un personal nuevo el que cometió lo suscitado.

Sin embargo para que la excusa pudiera alcanzar mediana aceptación debió haber algún cuerpo en su interior, pero ¿qué clase de error es este de entregar un féretro vacío?

ADMINISTRACIÓN DE HOSPITAL ESCUELA SE DISCULPA

La portavoz del Hospital Escuela, Julieth Chavarría, se disculpó por haber entregado la isntitución un ataúd vacío a familiares de Oscar Roberto Aguilera, quien falleció por sospecha de COVID-19 en este hospital.

 

La oficial de comunicaciones, relató que según informe del trabajador de la morgue, es que “solicitó a los familiares que esperaran mientras se les traía el cuerpo, para ingresarlo en el ataúd y posteriormente pudieran salir del centro asistencial”.

“Sin embargo, los familiares como ya tenían los documentos en mano, y quizás por la premura y el dolor, se fueron y no esperaron cuando el joven ya venía con el cuerpo”, expresó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

tres × cuatro =