Un grupo de médicos del Mario Catarino y Leonardo Martínez  le salvan la vida a un bebé en gestación

Los galenos lograron salvar la vida de un bebé en periodo de gestación que estaba bajo un diagnóstico clínico de alto riesgo, por lo que tuvieron que someter a la madre a una intervención con el bebé aún dentro de su vientre.

Arlin Varela, médico especialista en ginecología y obstetricia del hospital Mario Catarino Rivas, explicó que la madre de 39 años con procedencia de Puerto Cortés y con un embarazo de 29 semanas, presentaba un derrame pleural lo que significa una gran cantidad de agua a nivel pulmonar y en abdomen, por lo que necesitaba de inmediato realizarse un estudio  para poder confirmar su estado de salud.

Según Varela,   en un inicio se sospechó que se trataba de una incompatibilidad en el tipo de sangre de la madre por lo que era necesario realizarse una cordocentesis, también llamada punción percutánea del cordón umbilical.

Dicho procedimiento permite obtener una muestra de sangre fetal y para eso se introduce una aguja delgada a través de la pared abdominal, dentro del útero de la madre hasta alcanzar el cordón umbilical el que se punciona, bajo visión ecográfica, para extraer una pequeña cantidad de sangre de la vena del cordón umbilical que se analiza posteriormente.

La médico, asegura que debido al procedimiento oportuno se descubrió que no era el tipo de sangre, sino que él bebé tenía una severa infección, por lo que de forma inmediata se procedió a dar un tratamiento y así se evitó la muerte neonatal.

Después del procedimiento la madre permaneció una semana bajo los cuidados clínicos y la condición del bebé mejoró; actualmente está recibiendo tratamiento desde casa y está a la espera de la llegada de su hijo.

Por su parte, Carol Díaz, médico especialista en ginecología y cirugía fetal del hospital Leonardo Martínez indicó que casos como estos son varios en el país y que si no se descubren a tiempo los recién nacidos fallecen. 

“Es importante destacar que cuatro de cada 10 mujeres embarazadas presentan estos problemas durante el estado de gestación por lo que la letalidad del feto es del 100 por ciento, si no es tratada a tiempo” aseguró la galena.

Este procedimiento fue satisfactorio gracias al apoyo que recibió la madre por parte del centro asistencial, ya que cuenta con la logística e infraestructura necesaria para hacer este tipo de intervenciones diligentemente el apoyo en equipo, resaltó Díaz.

Sin duda alguna, la labor heroica que realizan los médicos hondureños es de admirar y destacar, y hoy más que nunca debemos de sentirnos orgullosos de su titánico trabajo en beneficio de Honduras.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *