Ucrania se prepara para resistir las largas oleadas de ataques que trajo 2023

Ucrania se prepara para resistir las largas oleadas de ataques que trajo 2023

Leópolis (Ucrania)/Moscú, 3 ene (EFE).- Los combates en Ucrania no dan respiro y Kiev prevé que Rusia continuará los ataques masivos con drones para causar agotamiento a la población, destruir el sistema energético y desgastar las defensas antiaéreas del país.

«Tenemos información de que Rusia planea ataques prolongados con drones Shahed» iraníes, dijo el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski.

Según el líder ucraniano, Moscú estaría apostando por el «agotamiento» de Ucrania.

«Probablemente está apostando por el agotamiento. Agotamiento de nuestra gente, nuestras defensas antiaéreas, nuestro sector energético», opinó.

PROTEGER EL CIELO

Zelenski aseguró que el país hará todo lo posible para proteger mejor su cielo y frustrar los planes rusos.

«El cielo ucraniano está cada vez mejor protegido», apuntó.

En este sentido, agregó que, en los primeros dos días de 2023, «ya se han derribado 80 drones iraníes sobre Ucrania».

Desde septiembre las fuerzas de defensa aérea de Ucrania han destruido «cerca de 500 drones» rusos de fabricación iraní, según autoridades castrenses del país.

El Ministerio de Defensa de Rusia, afirmó, por su parte, que ha derribado 2.800 drones ucranianos desde el inicio de la campaña bélica en el país el 24 de febrero de 2022.

«Desde el inicio de la operación militar especial han sido destruidos en total 355 aviones, 199 helicópteros, y 2.807 drones», indicó Defensa en su parte diario.

En la última jornada, según los militares rusos, han sido derribados 13 aparatos no tripulados en las regiones de Donetsk, Lugansk y Zaporiyia.

DAÑOS DE LOS ATAQUES

Según los medios ucranianos, el último ataque masivo que lanzó Rusia, el segundo este año, ha afectado a ocho regiones en el este, sur y norte del país.

Las tropas rusas atacaron en 79 ocasiones las áreas liberadas del sur de la región de Jersón con artillería, sistemas de cohetes de lanzamiento múltiple (MLRS), morteros y proyectiles de tanques, matando a dos personas e hiriendo a nueve, informó este martes el gobernador regional, Yaroslav Yanushevych.

Los militares rusos atacaron igualmente 19 asentamientos urbanos cerca de la frontera entre Rusia y Ucrania en el noreste del país, en la región de Járkov, dañando viviendas y provocando incendios, según el dirigente regional Oleh Syniehubov.

El ejército ruso también lanzó dos ataques nocturnos contra la región sureña de Dnipropetrovsk con sistemas Uragan MLRS y artillería y llegó a disparar 20 proyectiles contra la ciudad de Nikopol y la comunidad de Pokrovske, según Valentyn Rezhichenko, gobernador regional.

Mientras, la Administración regional de Zaporiyia, en el sur del país, informó este martes de que los ataques habían afectado a la infraestructura de 19 asentamientos.

El Ministerio de Defensa de Rusia reconoció ataques en Jersón y Zaporiyia, pero aseguró que tenían como objetivo almacenes con munición ucranianos.

Este martes, Zelenski dijo haberse reunido con la cúpula militar del país para debatir los planes de las fuerzas ucranianas y «los posibles pasos del agresor» para el próximo periodo.

«Hacemos lo todo para que 2023 sea un año de la victoria», afirmó.

CONTINÚA LA BATALLA POR BAJMUT

Entretanto, continúan los cruentos combates entre las fuerzas rusas y ucranianas en Bajmut, en la región oriental de Donetsk.

Según el fundador del grupo militar privado Wagner, Evgueni Prigozhin, hay batallas por el control de «cada casa». «A veces pueden durar semanas», indicó.

Prigozhin afirmó que el avance ruso en la zona se ve dificultado por el gran número de fortificaciones ucranianas levantadas en Bajmut.

De acuerdo con la Inteligencia británica, en los últimos días Ucrania ha enviado significativos refuerzos a la zona de Bajmut y la intensidad de los ataques rusos parece haber disminuido en comparación con la registrada a mediados de diciembre.

Los militares británicos opinaron en su parte diario sobre la situación en Ucrania que en las próximas semanas es poco probable que Rusia logre importantes progresos en Bajmut, donde ambas partes han sufrido grande pérdidas, indica.

DEMANDAN EN RUSIA INVESTIGAR ATAQUE UCRANIANO EN MAKIIVKA

Mientras, en Rusia se producen demandas de investigar el ataque a un punto de emplazamiento de tropas rusas en Makiivka, en la periferia de Donetsk, que se saldó oficialmente con 63 muertos en Nochevieja, aunque los blogueros militares rusos sugieren que la cifra de los fallecidos y heridos puede ser mucho mayor.

El líder del partido Rusia Justa, Serguéi Mirónov, fue el primer político de alto rango en pedir una investigación de lo ocurrido en Makiivka, donde aparte de militares profesionales se encontraban, según informaciones de prensa, hombres reclutados en el marco de la movilización parcial declarada el año pasado.

Según Mirónov, lo que sucedió en Makiivka no ha de repetirse.

«La investigación determinará qué es lo que ha ocurrido: una traición o una negligencia criminal», indicó y agregó que en su opinión fueron «ambas cosas».

Mirónov escribió que «es evidente que ni la inteligencia, ni la contrainteligencia, ni las defensas antiaéreas actuaron como debían».

Deja tu comentario