Trump impondrá altos aranceles a México sino frena inmigrantes ilegales

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, prometió el jueves que impondrá aranceles de un 5% a todos los bienes provenientes desde México, los que irán subiendo hasta que cese el flujo de inmigrantes ilegales hacia su país.

La decisión de Trump fue una dramática escalada de su lucha por controlar una marea de inmigrantes indocumentados que ha crecido a pesar de sus esfuerzos por construir un muro fronterizo y tomar otras medidas.

Trump dijo en un comunicado que los aranceles comenzarían en un 5% el 10 de junio y se incrementarán gradualmente cada mes hasta llegar a un 25% el 1 de octubre, a menos que México tome medidas para detener a miles de personas que cruzan el país desde Centroamérica con rumbo a la frontera estadounidense.

“Si la crisis de inmigración ilegal se alivia mediante acciones efectivas tomadas por México, lo que se determinará según nuestro propio juicio y discreción, los aranceles serán eliminados”, dijo Trump.

El anuncio golpeó a los inversores, que temen que el deterioro de las relaciones comerciales pueda dañar a la economía global. El peso mexicano, los futuros de las acciones estadounidenses y los mercados asiáticos se hundieron luego de la noticia, incluidas las acciones de automotrices japonesas que envían vehículos desde México a Estados Unidos.

Funcionarios estadounidenses dijeron que 80.000 personas están detenidas y que un promedio de 4.500 llega diariamente, lo que ha abrumado la capacidad de los agentes de la patrulla fronteriza para gestionar la crisis.

Un funcionario de alto rango de la Casa Blanca dijo que a Trump le preocupó especialmente que los agentes fronterizos hayan detenido a un grupo de 1.036 inmigrantes que cruzaron la frontera de forma ilegal desde México el miércoles. Autoridades dijeron que fue el mayor grupo de detenidos desde octubre.

La decisión del presidente es un desafío directo al gobierno del presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, y planteó la posibilidad de que se deterioren las relaciones económicas entre ambos vecinos, que dependen en gran medida del flujo de bienes a través de la frontera.

La orden de Trump también podría provocar caos en sus esfuerzos por lograr que el Congreso local apruebe el tratado comercial Tratado México-Estados Unidos-Canadá (TMEC), que ve como reemplazo del Tratado de Libre Comercio de América del Norte entre los tres países.

Información cortesía de Reuters

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *