Tras celebrar convención: Liberales se mantienen positivos de cara a elecciones de noviembre

Tal como estaba previsto, el Partido Liberal de Honduras se reunió este martes para llevar a cabo la convención en honor a la memoria de “Jaime Rosenthal Oliva”, la misma se celebró de forma presencial del Consejo Central Ejecutivo del partido y vía Zoom convencionales de los departamentos.

A continuación, el discurso del presidenciable liberal y nuevo presidente del CCEPL, abogado Yani Rosenthal Hidalgo.

Hermanos Liberales:

                 ¡Bienvenidos a la mitad del camino! Gracias a todos ustedes por traernos hasta este momento, gracias a los que están aquí, a los convencionales en todo el país, a los que nos ven en sus casas por la televisión, nos escuchan por la radio y nos acompañan por las redes sociales.

Pero no podemos olvidarnos de los que sucumbieron en el camino, y no es una frase estéril, es una cruda y dura realidad. La profunda crisis económica que vive el país, sumada a la criminal gestión de la pandemia ha hecho que decenas de miles de hondureños, hoy ya no estén aquí. Para ellos, mujeres y hombres que perdieron la vida por culpa de la corrupción y de la mala administración, hoy hemos iniciado estos actos con un momento de silencio.

He venido desde los infiernos a que fui sometido por un error en mis negocios privados, he sido sometido a grandes suplicios y aunque no debo nada a nadie sigo siendo injustamente atacado, pero nada de eso me desanima y por el contrario, aparto la calumnia y la diatriba, perdono a los que me ofenden para seguir mi camino elevándome hacia la noble tarea que emprenderemos: la redención de nuestro pueblo.

Nada me apartará de este propósito, nada minará mi determinación de dedicar todos mis esfuerzos físicos, intelectuales y afectivos a este pueblo que me ha demostrado todo su cariño y solidaridad en el momento más difícil de mi vida cuando sufrí en carne propia lo que tantas generaciones de liberales ha sufrido: el encierro, el destierro y hasta el entierro de mi padre, a quien hoy rinden ustedes un homenaje que llevaremos siempre en el corazón.

                Honduras pide un cambio, 9 de cada 10 hondureños piden un cambio. Y el Partido Liberal NO LE VA A FALLAR A HONDURAS. Es momento de ser generosos, pero implacables, el Gran Partido Liberal de Honduras históricamente ha sido llamado a dirigir al país en los tiempos de más turbulencia, y este no es la excepción.

                Cuando decidimos emprender esta lucha para construir un nuevo país en un mismo territorio siempre nos fijamos una ruta muy clara:

                                 Unidad del Partido, Unidad de la Oposición y Unidad de Honduras.

                Hoy tenemos un partido más fuerte y presto a enfrentar la batalla, tendremos representantes en todas las mesas, tenemos una estructura de alcaldes que cubre todo el territorio nacional, líderes indiscutibles todos ellos.

                Nos acompañan coordinadores departamentales que son verdaderos generales de ejércitos de liberales, aquí veo a diputados actuales y candidatos a diputados que son las mejores opciones para defendernos desde el congreso. Esta es nuestra garantía de triunfo, no tengan duda, ustedes son la mejor arma que tiene Honduras para terminar con la pesadilla cachureca.

                La Unidad de la Oposición no es una alianza entre políticos, es una alianza con todos los Hondureños cansados de la corrupción y mal gobierno del Partido Nacional. Ser opositor no se define por una Alianza electoral sino por la entrega de quienes van a dirigir y servir en esta batalla.

Nuestro partido debe modernizarse y actualizar sus banderas para responder a los retos del presente que nos garanticen un futuro diferente al que hoy podemos tener si seguimos haciendo lo mismo.

                Quiero dejar algo muy claro, SOLO EL PARTIDO LIBERAL Y SUS CANDIDATOS HAN DERROTADO AL PARTIDO NACIONAL. Más de nueve presidentes emanados de nuestro partido son testigos históricos de ello. Los demás que lo han intentado han fracasado, siendo víctimas de las mañas y de las trampas de los malos cachurecos, pero ni siquiera eso nos detendrá a nosotros. La bandera liberal va a volver a ondear en casa presidencial.

Hicimos una campaña interna diferente, bajo el respeto y la convicción. Desde el primer momento que lideremos el Partido Liberal también lo haremos diferente, con transparencia, con participación y con la altura que se merecen nuestros militantes.

La historia no puede borrarse, pero a la historia sí pueden sumársele nuevos capítulos, de cambio, de oportunidades, de derechos y de esperanza:

En Honduras, los liberales tenemos la tarea de pasar la página y en una completamente en blanco, escribir un nuevo capítulo que comienza con la palabra: OPORTUNIDADES

  • Oportunidades para cambiar
  • Oportunidades para crecer
  • Oportunidades para soñar
  • Oportunidades para trabajar juntos como ciudadanos
  • Oportunidades para que la democracia sea real

El Partido Liberal, por sus antecedentes, trayectoria y conquistas históricas logradas, pero sobre todo por su voluntad política, va a erradicar el despotismo imperante, va a ahondar nuestra democracia, va a combatir la corrupción y la impunidad que, junto a la violencia, tanto influyen en la decisión de muchos de nuestros compatriotas de  buscar la ruta de la inmigración incierta y peligrosa porque los cachurecos nos han robado nuestro futuro también, nuestro sueño ya no está aquí, el sueño está en tierras lejanas extrañados de nuestra patria.

Nuestro partido hecho gobierno se enfrentará al crimen organizado, mafias que han infiltrado el Estado hondureño, por las complicidades que mantiene con las camarillas del Partido Nacional en estos tres periodos que lleva en el poder. Vamos a ser inflexibles en la lucha contra los abusos y la manipulación de las entidades del Estado al servicio de los intereses particulares de las argollas cachurecas, que han demostrado su ineptitud e incapacidad para gobernar.

Mi compromiso es liderar el Partido Liberal de Honduras. Y mi compromiso es que trabajemos juntos porque seremos una rueda imparable si trabajamos por el mismo objetivo.

Vamos a despertar la efervescencia del liberalismo en todo Honduras, que no quede un rincón sin recorrer, ningún rincón sin escuchar nuestro mensaje de esperanza.

Por eso, hoy en esta Convención del Partido Liberal, hago un llamamiento a luchar, con todas nuestras fuerzas, por la victoria en las elecciones, vamos por el cambio, los hondureños aspiran a un futuro mejor con oportunidades reales.

Hoy, más que nunca, adquiere actualidad y vigencia nuestra consigna de siempre: “Sumar, unir y vencer”!

Que viva el Glorioso Partido Liberal de Honduras!


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *