Transportistas retroceden y anuncian no habrá aumento

transporte redemin


 La dirigencia del transporte urbano retrocedió este domingo en su amenaza de aplicar un aumento al pasaje de tres lempiras y acordó hacer una espera a las autoridades hondureñas para revisar el acuerdo alcanzado el 12 de abril pasado.

Sin embargo, se trata de un compás de espera de un día ya que este lunes los transportistas marcharán a Casa Presidencial para solicitar una reunión con la presidenta Xiomara Castro de Zelaya.

Así lo anunció al mediodía de este domingo el dirigente del rubro, Jorge Lanza, quien, detalló que las nuevas determinaciones se alcanzaron en una asamblea nacional.

“No tenemos la hora exacta, pero sí será mañana para solicitarle a la presidenta una audiencia para definir lo que no se ha cumplido en estos términos acordados en abril pasado”, expresó.

Detalló que la magna asamblea decidió no realizar el cobro este lunes como estaba previsto.

Aprovechó para hacer un llamado a la presidenta Castro en el sentido que los atienda para llegar a acuerdos que no perjudiquen a la población.

“Ella fue testigo de honor en su momento y creemos que mañana es una buena oportunidad para que respalde las decisiones que se tomen en su despacho”, pronunció.

Lanza mencionó que la marcha será a pie a Casa Presidencial y no dudó que después de mañana habrá buenas noticias para el pueblo hondureño.

Sin un acuerdo a la vista, tanto el gobierno de la República a través del Instituto Hondureño del Transporte Terrestre (IHTT) y la dirigencia del transporte urbano en las ciudades de Tegucigalpa, San Pedro Sula, La Ceiba y Choluteca mantienen viva la pugna.(LEER) Subsidiar en L. 6 al transporte urbano, propone dirigencia del rubro al gobierno.

Por un lado, la dirigencia del transporte exige un aumento del pasaje por valor de tres lempiras.

En respuesta, las autoridades hondureñas argumentan que el aumento es ilegal y advirtieron que impondrán multas y que denunciarán ante el Ministerio Público (MP) a los transportistas que apliquen el aumento de tres lempiras.

Si se materializa el anuncio de los transportistas la población que hace uso de este servicio pagará 9 y 16 lempiras por usar los buses amarillos y el transporte ejecutivo o “rápiditos”.

No obstante, si el gobierno gana esta pugna y evita se aplique el aumento de tres lempiras, los usuarios del transporte urbano continuarán pagando 6 y 13 lempiras por usar el servicio en las modalidades antes mencionadas.

La pugna sigue viva y la población no puede cantar victoria ya que solo se trata de un compás de espera de un día, por lo que el martes próximo se podría aplicar la nueva tarifa al pasaje en las modalidades en mención del transporte urbano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *