Transportistas manifiestan que una nueva banda se suma al ‘selecto’ grupo de extorsionadores

Captura EXTORSIÓN
En los últimos días, el sector transporte se ha visto fuertemente golpeado por los ataques de grupos criminales que exigen un pago por extorsión.

De acuerdo con el relato de los dirigentes del transporte y de los dueños de unidades, un nuevo grupo de extorsionadores ha surgido.

Según denuncias de los mismos operarios, un grupo denominado “la M-1” les ha hecho saber que a partir de esta semana cada unidad de transporte deberá pagar 250 lempiras. La notificación la habrían realizado mediante llamadas y notas extorsivas.

Asimismo, les hicieron saber que si no cancelaban esas cantidades de dinero diarias, corren riesgo sus vidas. Es por esta situación que algunas terminales de buses de Francisco Morazán estuvieron cerradas el lunes pasado.

De acuerdo con los dueños de las unidades de transporte, ya no soportan los excesivos cobros, pues con este nuevo grupo, serían tres organizaciones cobrando el llamado “impuesto de guerra”.

Según la Fuerza Nacional Anti Maras y Pandillas (FNAMP), ya están realizando las investigaciones sobre las amenazas al sector.

“Los transportistas estarían siendo objeto de amenazas e intimidación por parte de esta banda criminal, quienes estarían exigiendo pagos por concepto de extorsión”, comentó el portavoz de la FNAMP, Mario Fu.

Asimismo, dijo que ya hay varios equipos de investigación y de inteligencia policial trabajando para dar con el paradero de los responsables.

No obstante, los investigadores creen que estas amenazas vienen de personas que eran miembros de las organizaciones criminales tradicionales. Con la diferencia que éstas estarían desertando de las mismas con el objetivo de formar nuevas bandas criminales para la comisión de estos ilícitos.

Fu también dijo que los expedientes investigativos están siendo llevados por el Ministerio Público (MP) a través de la Fiscalía Especial Contra el Crimen Organizado (FESCCO).

Además, pidió que las personas que son víctimas de amenazas y extorsión denuncien ante las autoridades correspondientes. Esto para poder darle seguimiento al tema y fortalecer las líneas de investigación.

“Se necesita que las víctimas de este ilícito continúen depositando su confianza en la denuncia, la cual pueden interponer a través de la línea 143 y 911. Ya que toda la información que se genera a través de estas plataformas, ayuda a fortalecer las investigaciones y con ello se generan las capturas rápidamente”, señaló.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

dieciseis − 13 =