Trabajo de la Unidad de Política Limpia no ha sido tan limpio después de todo

Captura UPL


Eso porque a consideración del director del Centro de Estudio para la Democracia (Cespad), Gustavo Irías, esta institución está en deuda con la sociedad hondureña en el cumplimiento de su mandato de fiscalizar el financiamiento de partidos políticos y sus candidatos a cargos de elección popular.

Irías señaló que apenas el 33 por ciento de los candidatos y candidatas cumplieron con la obligación de abrir cuentas bancarias, para fiscalizar el financiamiento privado durante los comicios primarios del 14 de marzo de este año, por lo que su trabajo quedó distante de las normas esperadas o establecidas en la ley.

Enfatizó además que para cumplir con los principios rectores establecidos en la ley  de máxima publicidad, de objetividad contable, rendición de cuentas y transparencia se requiere de reformas sustantivas a la normativa de financiamiento político, mejoras al diseño organizacional de la Unidad de Política Limpia y asegurar el funcionamiento efectivo del sistema de inteligencia financiero, integradas por el Ministerio Público, la Comisión Nacional de Bancos y Seguros y reformas en otras leyes como la del Instituto de Acceso a la Información Pública.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.