Trabajadores de Nissan protestan por cierre de planta en Barcelona

El cierre de Nissan significa la perdida de 3000 empleos directos y 20000 indirectos en Barcelona.

Cientos de trabajadores de Nissan Motors quemaban pilas de neumáticos al grito de “guerra” el jueves frente a la planta del grupo en Barcelona, después de que el fabricante de autos japonés anunció su cierre a partir de diciembre como parte de su plan de reestructuración mundial para reducir costos.

La decisión supone un mazazo para la economía española, en un momento de alza del desempleo y una creciente amenaza de recesión por causa de la crisis del coronavirus.

El cierre de la principal fábrica del grupo y de otras dos plantas que le prestan servicio en las inmediaciones de la ciudad pone de manifiesto las dificultades a las que han de hacer frente los fabricantes de autos, mientras tratan de reducir costos y resucitar la demanda tras la crisis mundial.

Nissan Co dijo que recortará su capacidad de producción en una quinta parte para ayudar a recortar sus costos fijos en 300.000 millones de yenes (2.800 millones de dólares), en línea con su plan de reducir su tamaño y mejorar su eficiencia tras publicar sus primeras pérdidas en 11 años.

El complejo industrial de Nissan en Barcelona emplea a 3.000 personas y su cierre podría afectar de forma indirecta a otros 25.000 puestos de trabajo, según fuentes sindicales.

La industria del automóvil representa el 10% del producto interior bruto de España, según la patronal de fabricantes ANFAC.

Fuente Reuters.


Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


19 − 8 =