Testimonios: Hondureños varados en el extranjero Claman por Ayuda para regresar

Captura aero

Los compatriotas no sólo tienen la preocupación de estar en un país ajeno y que la plata se les termina, si no también la pésima o nula atención de las embajadas y consulados de Honduras.

Los integrantes de un grupo de danzas folclóricas relataron que a ellos la aerolínea Avianca, sin explicación previa les dijo que el vuelo había sido cancelado y mientras los entretuvo con otras diligencias ‘señuelo’, el avión partió del aeropuerto de Bogotá, dijeron los afectados.

Pero no son los únicos a quienes Avianca tiene en el limbo en Colombia, en la ciudad de Medellín hay dos hondureños quienes estaban a la espera de la reapertura de fronteras, cuando de forma imprevista la aerolínea les dijo que cerraba operaciones y no vuelve a abrir sino hasta el 21 de abril.

El periodista Carlos Martínez del programa La Tertulia de Canal 6, logró entrevistar a varios compatriotas que están varados en diferentes países del continente americano.

Una de estas personas varadas en Medellín es, Juan Ramón Gálvez, él dice. “Entonces no sabemos qué va a pasar con nosotros acá en Colombia”, junto con Gálvez está otra persona y una más en Bogotá en la misma situación.

“Nosotros lo que pedimos es que el Gobierno nos ayude a regresar, no importa que lleguemos a pasar un proceso de cuarentena, no es lo mismo estar en una cuarentena en su país que en uno desconocido”, manifestó.

Mientras que en Miami, un grupo de emprendedores fueron a participar en una feria en esa ciudad, las circunstancias han hecho que los últimos días los pasen en confinamiento, uno de los afectados es Ernesto Pompo, quien explica que el 14 de marzo acudieron a esa ciudad a representar al país con el proyecto de “Bazar del Sábado” un total de 14 emprendedores.

“Llegó el cierre de aduanas y aeropuertos e hicimos el esfuerzo de mandar a los emprendedores a donde familiares en diferentes ciudades de Estados Unidos, así que para él la posibilidad que tienen es que las autoridades hondureñas dieran una oportunidad de abrir los aeropuertos en Honduras”.

Sin embargo en su desesperación olvidan que también Estados Unidos tiene cerrados los vuelos internacionales.

En esta misma ciudad estadounidense se encuentra Alfredo Lainez y su esposa quienes regresaban el domingo anterior al país, pero su vuelo fue cancelado ya estando en el aeropuerto.

Lainez lo que más lamenta es que en el consulado de Honduras en Miami la única salida que le dieron a sus necesidades como la compra de un medicamento con receta fue “esta es una situación de sálvese quién pueda”.

En México un grupo de jóvenes habían acudido a una capacitación, sin embargo como lo dice Norman Martínez, uno de los afectados, manifestó que el interés de acudir a esa cita en el país azteca la de tener la oportunidad de ofrecer algo distinto a sus clientes.

“El domingo terminaba la capacitación como a las 6:00 de la tarde y el vuelo salía el 19, llegamos ese día como a las cuatro de la mañana con la sorpresa que el vuelo estaba cancelado, con una reprogramación de vuelo para el 24, pero ya lo volvieron a cancelar, sin ninguna explicación”.

Lo peor es que se pusieron en contacto con el personal de la embajada “y ellos no hacen nada, ellos solo se rigen por lo que dice el Gobierno”. Preocupación que cuenta con un agravante más que el socio de Martínez, que también asistió a la capacitación, necesita estar medicándose pero el dinero ya se les está terminando, según lo manifestó.

Y es precisamente éste el denominador común entre todos los grupos de hondureños, pues ninguno de ellos viajó con suficiente dinero como para poder soportar más de una semana de lo previsto.

En Quito Ecuador nos relata su testimonio la joven Wendy Nochez quien viajó a un evento universitario en representación de Honduras  y de la UTH, quedando varado en aquel país luego que la aerolínea suspendiera su vuelo de regreso.

Tambien relató que lo más frustrante es que la embajada de Honduras en  Ecuador no le dieron ningún tipo de atención porque estaban muy ocupados, lo lamentable es que al final si logro comunicarse con el embajador de su país, porque el embajador de Nicaragua le  hizo una llamada.

El dominador común en casi todos los relatos es que aparte de haberse quedado varados en un país que no es el suyo, es el pésimo trato que recibieron en las embajadas y consulados de Honduras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

20 − 18 =