Tensión en Medio Oriente: Estados Unidos le pide a sus ciudadanos que abandonen inmediatamente Irak

0037276807


El comunicado de la embajada estadounidense que pide a sus ciudadanos abandonar Irak llega poco después de que anunciara la suspensión total de sus operaciones en Bagdad, el pasado 1 de enero, un día después del acoso a su sede. Éste fue atribuido a “los ataques de milicias en el complejo de la Embajada de EEUU”.

Los ataques de esas milicias apoyadas por Irán desaconsejan acercarse a la legación diplomática, agrega el comunicado, que precisa que el consulado de Erbil continúa abierto. EEUU recomienda que se utilicen aviones para irse, y además reitera las medidas de seguridad y precaución difundidas para 2020 por el Departamento de Estado norteamericano.

¿Qué acción incremento las tensiones?

El ataque que Estados Unidos realizó esta madrugada en Bagdad y en el que murió Qassem Soleimani, comandante de la Fuerza Quds de los Guardianes de la Revolución de Irán, y un líder de la milicia chií iraquí Fuerzas de Movilización Popular ha elevado la tensión en toda la región, por lo que Estados Unidos recomienda a sus nacionales extremar las precauciones.

El Pentágono emitió un comunicado diciendo que Estados Unidos ordenó un ataque aéreo que mató a Qassem Suleimani (escrito Qasem Soleimani en otros sitios), el comandante de la Fuerza Quds de Irán; y también a Abu Mahdi al-Muhandis, un agente de alto rango de las fuerzas paramilitares de Iraq, en el Aeropuerto Internacional de Bagdad.

Las milicias informaron que el vehículo en el que viajaban los dos responsables fue blanco de un bombardeo estadounidense en la carretera del aeropuerto internacional y el Pentágono confirmó poco después el ataque, que buscaba “disuadir” futuros planes de Irán contra intereses norteamericanos en Oriente Medio.

Sobre la muerte del general del comandate Qassem Soleimani, en Bagdag, Donald Trump se refirió diciendo lo siguiente en Twitter.

Sin embargo, EEUU responsabiliza al grupo Kata’ib Hezbollá, que opera bajo el paraguas de la Multitud Popular, del frecuente lanzamiento de proyectiles y cohetes contra intereses estadounidenses en suelo iraquí en los pasados meses, lo que ha llevado a una escalada de la tensión que ha culminado en el ataque de este viernes.

En tanto, empleados estadounidenses del sector petrolero en Irak, segundo productor de la OPEP, empezaron a abandonar este viernes el país, dijo a la agencia AFP el portavoz del ministerio iraquí de Petróleo, después de que Washington instó a sus nacionales a que se vayan “inmediatamente”.

Varios empleados estadounidenses ya se han ido y otros siguen marchándose de Irak”, declaró Asem Jihad, agregando que “la producción no está afectada y que la situación es normal en todos los campos de petróleo”. Numerosos empleados estadounidenses del sector petrolero habían abandonado el país desde hace meses, según responsables del sector.

Información cortesía de EFE.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

quince − seis =