Tres eventos que el Distrito Central no puede dejar por desapercibido

  • La repartición de gallinas que pudo haber sido repartición del Covid.

  •  La reapertura de restaurantes y el riesgo de una falsa percepción de bioseguridad.

  •  El irracional temor de lugareños a que entierren en cementerios vecinos a víctimas del Covid.

Para lograr una mejor comprensión de estos tres temas muy importantes en el desarrollo de la pandemia en Honduras y que este jueves vivieron los capitalinos dialogamos con el doctor Carlos Aguilar, y dado que es oriundo de Tegucigalpa, pues tiene mayor sentido lo que nos va a decir respecto a esta problemática planteada.

REPENTINA Y DESCONTROLADA AGLOMERACIÓN

Referente al primer suceso, el doctor Aguilar ve dos aspectos, el primero estrictamente médico epidemiológico, que naturalmente implica aglomeración de personas y de acuerdo a las imágenes que se observaron «había una cantidad importante de personas y muchas se miraban no solo apiñadas, aglomeradas, sino que sin ningún tipo de protección”, observó el doctor Aguilar.

Peor aún, “en una zona en donde se han reportado muchos casos, sin duda alguna que el riesgo de contagio fue sumamente elevado, no sería de extrañar que hayan contagios después de eso”, señaló.

Dado que uno de los inicios de la enfermedad del coronavirus, en la mayoría de personas se comporta como una gripe leve el doctor Aguilar recomendó que toda persona que comience a sentir síntomas así, no pierda tiempo y acuda al centro asistencial más cercano y se haga la prueba correspondiente.

Destacó un segundo aspecto en lo sucedido ayer en El Carrizal. “Es el tema de la desesperación, de la impotencia de las personas ante el hambre, porque esto hay que verlo también desde el lado humano, niños pequeños, adultos mayores, madres con bebés en brazos, queriendo obtener de manera desesperada algo de alimento, es lo que condujo a esa situación incontrolable y lamentable a la vez”, dijo.

Ante todo esto y sin ningún afán en particular, el doctor Aguilar recomendó que sino se tiene la intuición del comportamiento de masas, por mucha buena intención que alguien tenga, mejor se abstenga, porque en lugar de hacer un bien puede resultar todo lo contrario.

RESTAURANTES DE COMIDAS RÁPIDAS

«No dejó de ser sorprendente la cantidad de personas que salieron en busca de las comidas rápidas. Viendo las imágenes, los empleados con la indumentaria adecuada. La cuestión es ese recorrido Al filo de la navaja entre la salud y la economía, entre la posibilidad de tener que salir a buscar alimentos versus la posibilidad de correr el riesgo de salir a enfermarnos», así lo planteó el profesional de la medicina.

“Así que este incidente también tendremos que valorarlo y tendremos que ir aprendiendo también con el día a día con el método de ensayo error, ver qué cosas estamos haciendo bien y qué cosas podemos mejorar”.

Con respecto a la tranquilidad que emana de ver la aplicación de las medidas de seguridad exigidas, advirtió. “Todos los mecanismos que se tomen no nos garantiza el cien por ciento de seguridad”.

“Es más, nosotros en los hospitales, aún con nuestros trajes de bioseguridad del más alto nivel corremos un riesgo, inclusive hay reportes que la mayor parte de los contagios en el personal de salud se da cuando nos estamos quitando los equipos de bioseguridad”.

De donde saca una interesante reflexión. “Traslademos esto a un restaurante de comidas rápidas donde se están manipulando alimentos, donde hay empaques, donde hay manos que manipulan alimentos, donde hay gente de aseo, guardias. Es decir, el riesgo existirá en cualquier actividad que hagamos”.

Sin embargo, reconoció a la vez que todo esto llegó a ser algo con lo que vamos a tener que convivir, y que llegará a ser parte de la cultura.

LOS TEMORES DE POBLADORES A ENTIERRO DE VÍCTIMAS DEL COVID EN CEMENTERIOS ALEDAÑOS

“Un hecho lamentable, desafortunadamente la falta de conocimiento y la ignorancia hacen mella en nuestro pueblo; debe de quedar completamente claro que una persona que fallece por coronavirus no es contagiosa, no hay riesgo por que sea enterrado en el cementerio vecino, porque los cadáveres son adecuadamente preparado en doble bolsa, desinfectado luego en el ataúd es desinfectado y se entierra a una profundidad adecuada”, detalló el galeno.

“Es definitivamente lamentable y doloroso que se le impida a los familiares darle sepultura a los seres queridos y que tengan inclusive llevarlos a lugares lejanos de donde viven las personas”.

“Yo creo que la ignorancia se acaba cuando el coronavirus afecta a un familiar nuestro, ahí se nos acabará ese egoísmo, esa mezquindad. Ojalá, quisiera creer yo fruto de la ignorancia, del desconocimiento de la enfermedad”, remarcó con conocimiento.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


9 + 12 =