Taiwán pagó cabildeo para promover Guatemala en EE.UU.

taiwan_guatemala_shutterstock

Taiwán pagó un contrato de cabildeo para promover a Guatemala con funcionarios estadounidenses, dijo el gobierno de Guatemala el lunes por la noche, justo cuando avanzan los esfuerzos de Beijing para fortalecer su posición diplomática en América Central.

“Guatemala agradece a Taiwán por el apoyo que nos permitirá mejorar la posición del país en Estados Unidos”, dijo el gobierno guatemalteco en un comunicado.

China ve a Taiwán democrático como parte de su propio territorio sin derecho a relaciones de estado a estado, una visión que el gobierno de Taiwán cuestiona enérgicamente.

Beijing ha estado aumentando la presión para ganarse a los aliados diplomáticos restantes de Taipei, una medida que ha alarmado a Washington, que se ha mostrado especialmente preocupado por la creciente influencia de Beijing en América Central y el Caribe.

La embajada de Taiwán en Guatemala dijo que el esfuerzo bilateral tomó en cuenta «las buenas relaciones y la amistad entre ambos países» y contribuirá al desarrollo de Guatemala.

En una declaración separada, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Taiwán dijo que el esfuerzo de cabildeo era parte de la cooperación existente entre Taiwán y Guatemala y que estaba «completamente en línea con» las regulaciones estadounidenses.

El contrato de cabildeo es con Ballard Partners, una firma encabezada por Brian Ballard, quien, según el sitio web de la compañía, respaldó al expresidente estadounidense Donald Trump.

Guatemala dice que el contrato tiene como objetivo impulsar la inversión, el turismo y promover las pequeñas empresas.

Según presentaciones públicas recientes en los Estados Unidos, el contrato tiene un valor de $900,000 y debería proporcionar consultoría y defensa «relacionadas con el gobierno de los Estados Unidos, incluidas las interacciones con los funcionarios del gobierno de los Estados Unidos».

El paso sigue al anuncio de Nicaragua el mes pasado de que había cambiado su lealtad de Taipei a Beijing, y los comentarios hechos por la presidenta entrante de Honduras durante su campaña electoral el año pasado de que ella podría hacer lo mismo.

El contrato de cabildeo también coincide con un período de tensión prolongada entre el gobierno guatemalteco y Estados Unidos, lo que ha generado preocupaciones sobre los esfuerzos para combatir la corrupción en el país centroamericano.

A principios de este mes, el Departamento de Estado de EE. UU. criticó a Guatemala luego de que la oficina del fiscal general solicitara el retiro de la inmunidad procesal contra una destacada jueza guatemalteca reconocida por sus esfuerzos para combatir la corrupción.

Guatemala es uno de un número cada vez menor de países con vínculos diplomáticos con el aliado de Estados Unidos, Taiwán.

La presidenta electa de Honduras, Xiomara Castro, dijo durante su campaña en septiembre que planeaba establecer vínculos con China. Aún así, después de su elección en noviembre, su equipo dio marcha atrás y dijo que quería priorizar los lazos con Estados Unidos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

10 + doce =