Suspensión momentánea de toque de queda fue muy mala experiencia para las autoridades

rubí 2

El ministro de Copeco con desencanto manifestó haber visto mucha falta de conducta de parte de la población, al momento de acercarse a supermercados, mercados populares, bancos y gasolineras.

“A pesar del esfuerzo que ha puesto la empresa privada en apoyarnos en muchas cosas pera que se tomaran algunas medidas de precaución, que hubiéramos querido replicar en otras ciudades mañana (hoy), pero la verdad que con este informe que ha presentado la ministra de Salud, hemos tomado la decisión de aguantar un poco más, ser un poco más estrictos”, expresó con pesar el funcionario.

Con esto se desvanecen las esperanzas para los pobladores de la ciudad de San Pedro Sula, de que hacia este fin de semana se diera una suspensión momentánea del toque de queda absoluto, y que sirviera para reabastecerse de víveres, u obtener dinero en los bancos, aunque combustible no tanto, porque si no pueden sacar sus vehículos para qué va a ir a hacer interminables filas a las gasolineras.

“No hay ninguna probabilidad para el Valle de Sula, porque estos cuatro casos, los de San Pedro Sula más el de Puerto Cortés tienen que ser vistos de manera individual, hay que hacerle un seguimiento completo, mas o menos como lo que sucedió con las personas de Santa Cruz y de El Triunfo, bueno algo similar hay que hacer con todos y a tratar la manera epidemiológica en el sentido de encontrar a los contactos de los contactos de los contactos de cada uno de estos nuevos positivos”.

POSIBILIDAD DE SUSPENSIÓN MOMENTÁNEA SECTORIZADA

Mientras no logren dilucidar ese mapa geo-demo-epidemiológico, no hay salida libre, sin embargo, dijo que están evaluando varios esquemas. “Y yo quiero que ustedes nos ayuden a analizarlos. Uno de ellos sería regionalizar la ciudad, las condiciones geográficas nos lo permiten. Por ejemplo, alguien que viva en El Merendón, por decirle algo, o alguien que viva en el sector de salida a Puerto Cortés, pues no hay un nexo entre ellos dos, al menos que hagamos un rastreo y encontremos”.

“Entonces de repente a quien que vive en El Merendón, a esa gente le podemos permitir que dentro de su radio de vecindad pueda tener una actividad comercial, esto es un ejemplo, pero la verdad es que el plan ya lo tenemos cuadrado, ya días tenemos el plan de cómo íbamos a abordar si una situación de estas se daba, en la cual los positivos están en varias partes de la ciudad, ese es un escenario, verdad, uno en el norte, otro en el sur, otro por otro lado”.

“Entonces una de las ideas que tenemos ahí es abordarlo de una manera regionalizada, primero contar la vigilancia epidemiológica de tantas personas y hacer el seguimiento, luego regionalizada de tal forma que organicemos cuatro líneas de atención básicas. En primer lugar garantizar los alimentos, es decir que el supermercado, mercadito, pulperías estén abastecidos”.

“El segundo es garantizar la salud, que haya un centro de salud cerca, si no hay un edificio cerca, pues poner una carpa, porque los hospitales y clínicas móviles ya están en San Pedro Sula y ponerlos por allí, para que no solo nos ayude a control de la gente, sino también en atención. El otro tema es el agua y recolección de desechos sólidos, que no pueden quedar por fuera”.

EL CASO DE LOS HONDUREÑOS QUE QUEDARON VARADOS EN EEUU

Hay un caso de un grupo de hondureños varados en Estados Unidos, el vuelo de ellos estaba previsto ingresar poco antes de la media noche del día en que se avisó el toque de queda, que entró en vigor a partir del día siguiente, precisamente para darles la oportunidad que llegaran al país, desafortunadamente, inconvenientes de última hora aplazaron el viaje y ya no pudieron venir.

¿Qué posibilidad hay que ellos puedan llegar a Honduras? “Yo lo veo bien difícil, bien difícil”, expresó el ministro Rubí, y continuó. “Veo bien difícil que hondureños puedan ingresar por la vía aérea, bien difícil”. Lo que sí reveló es el origen de un rumor en el sentido que estaría por arribar un vuelo con retornados.

“No, es que Estados Unidos está presionando por ese grupo de personas, entonces así como nosotros estamos presionando porque salgo el otro, ellos también están presionando porque salgan los hondureños y se vengan, como cinco notas me han mandado ‘que mire que aquí hay gente que se quiere ir…’ Y es prácticamente imponiéndome”, reveló con sinceridad, una cualidad poco común en los funcionarios por cierto.

Reconoció lo difícil que resulta negar el ingreso a los hondureños, pero ese es un efecto más de esta crisis sanitaria y con mucho dolor pero así tienen que actuar, no queda de otra, lamento el ministro de Copeco.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

15 − 13 =