Sorprendidos los capitalinos con repentina escasez de combustibles

A la paralización del sector transporte de carga se le achaca el inesperado desabastecimiento d ecombustibles en la capital de Honduras.

La noticia corrió ‘como la pólvora’ entre los condutores de vehículos del Distrito Central, los combustibles se estaban agotando de las bombas de las gasolineras capitalinas, pronto se formaron grandes filas en cada una de estas estaciones, lo que efectivamente se tradujo en realidad.

Para poder dar mayor cobertura a la demanda de la población, los propietarios de gasolineras optaron por un límite de 500 lempiras de venta por vehículo.

A última hora se ha informado que también la capital enfrenta desabastecimientos de cemento gris, el más común en la construcción; pero este extreemo no ha sido confirmado de manera oficial.

De su parte, Juan Carlos Rodríguez, integrante de la Coalición Patriótica, atribuyó este desabasto más que todo al pánico generado en los automovilistas, combinado con la poco visión de algunos gasolineros, que ante los acontecimientos que desde hace algunas semanas vive el país, no se prepararon para una disminución en la provisión de carburantes.

A la vez consideró que con la promesa de la Policía Nacional, de garantizar el libre paso por las carreteras del país, esotraerá confianza a la población y por ende dejarán de acudir con desesperación a comprar combustibles, porque según manifestó el desabastecimiento experimentado en la capital es ficticio.

escacez combustibles en Tegucigalpa

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


dieciseis + 19 =