Son 2.000 megas los que causan ‘cortocircuito’ a las finanzas de la ENEE

La ENEE urge cambiar la ‘polaridad’ de esos dos mil megavatios que fueron otorgados en el año 2014 y eso solo se puede lograr con la depuración de los contratos.

Esta sugerencia fue plateada por el gerente de Política Económica del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep), Santiago Herrera, quien calculó que esa estimación corresponde aproximadamente a un tercio de tales contratos.

A la vez consideró que existe otra cantidad similar, que por suerte, no han podido hacer el cierre financiero, aunque lo han buscado. Ahora bien, un tercer grupo se ubica en el colmo de la desfachatez. “El otro tercio sin duda alguna anda en el maletín de algún especulador que intenta revender los contratos”, señaló.

De ahí la concordancia con la opción drástica que anunció el presidente Hernández. “Es por eso que se ha hablado de la necesidad de una depuración, porque ahora que ha entrado el operador del sistema, tiene la obligación de hacer la planificación”, expresó Herrera.

Sin embargo advirtió que la depuración lleva intrínseca la obligatoriedad de ser muy meticulosa, pues resulta imperativo cuidar que el Estado no vaya a ser demandado.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


1 × cinco =