Solo un 36% de los aspirantes a cargos de elección popular cumplieron con la UPL

upl
Cuando apenas faltan 70 días para las elecciones generales, la opacidad cubre lo relacionado al financiamiento de las campañas electorales.

Apenas una cantidad mínima de los sujetos obligados han presentado su cuenta bancaria ante la Unidad de Política Limpia (UPL), en donde lamentan que apenas el 36 % de los participantes en los comicios primarios rindieron sus respectivos informes de gastos.

Así, la campaña electoral que comenzó el pasado 30 de agosto no podrá contar con altos estándares de fiscalización por parte de la Unidad de Política Limpia (UPL), debido a que la normativa que la rige no la dota de la base necesaria que garantice un proceso diáfano

Por lo que funcionarios de la UPL, así como analistas políticos, coinciden que el financiamiento de “dinero oscuro” es latente y una historia que se repetiría tal como sucedió en las últimas campañas electorales.

Algunos aspectos importantes de la ley que rige la UPL establecen que, en el nivel electivo presidencial, el techo de campaña asciende a 396 millones de lempiras, mientras para diputados oscilan entre 4 y 14 millones y a nivel de alcaldías entre 40 millones (en San Pedro Sula) y 74 millones (Tegucigalpa), que son las de mayor carga electoral.

Es importante mencionar que existe una resolución del Instituto de Acceso a la Información Pública (IAIP), en el que declaró procedente como clasificada la información de datos personales de toda persona natural o jurídica aportante privado a una campaña de cualquier nivel electivo.

Esta es una materia que los aspirantes a cargos de elección popular traen retrasada desde las elecciones primarias de marzo pasado, pues como indica la Comisionada Coordinadora de la UPL, Alva Rivera, apuntó que unos 4,500 sujetos obligados, de un total de 6,000 que participaron en las elecciones primarias, incumplieron con el requerimiento de presentar un informe sobre los gastos de campaña.

Recordó que la ley que dio vida a la UPL data de 2016 y un año después se creó esta oficina que en la actualidad tiene 43 empleados, incluyendo a los tres comisionados. Gozan de un presupuesto anual de 30 millones de lempiras, pero para este 2021 se les asignaron 60 millones para cubrir elecciones primarias y generales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

cinco × 4 =