Sistema Solar recibe la visita de un ‘extraño’

El pasado 30 de agosto, el astrónomo ruso Guennadi Borisov, detectó un cuerpo celeste y lo catalogó como un candidato potencial a cometa interestelar.

Este tipo de visitas se caracterizan porque los cometas o asteroides interestelares que entran en el Sistema Solar siguen órbitas muy diferentes de las de los objetos en su interior.

La órbita es hiperbólica, lo que indica que el objeto viene de fuera del Sistema Solar, ya que el resto de cuerpos que residen bajo la gravedad del Sol tienen órbitas casi circulares, como los planetas, o elípticas, como los cometas y asteroides.

Se ha nombrado al cometa como c/2019 Q4-Borisov, en honor al astrónomo que lo divisó en primer lugar. Se trata de un cometa de varios kilómetros de diámetro y está activo, es decir, liberando gas y polvo a causa de la sublimación de su hielo bajo el efecto de la radiación solar.


Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*