Sin convocatoria legislativa para ‘sacar llave al candado’ en las discusiones de la Ley Electoral

El presidente de la bancada liberal, Mario Segura, confirmó que no ha recibido anuncio de convocatoria para reiniciar las discusiones legislativas que conduzcan a la ansiada aprobación de la referida ley.

“Siempre estamos empantanados en dos temas, primero el tema del número de participantes en las mesas electorales, que es de tres por parte de los partidos mayoritarios y dos de los partidos emergentes”, y el desacuerdo estriba en cuanto a la repartición del número de puestos a integrar las juntas electorales, es decir presidente, secretario y escrutador, expresó Segura.

“Que va a ser entre los cinco miembros como lo propone el Partido Nacional, o entre los tres miembros como lo propone Libre y el Partido Liberal, que es lo que dice en el dictamen”, de tal forma que no hay tales componendas como en algunas ocasiones se ha señalado.

Este impasse alcanza su frenesí por un lado, en la desconfianza que siembra a los cachurecos que teme en el camino liberales y libreistas traben alianza, dado que son ‘medio hermanos políticos’. “Y si solo son tres miembros existe la posibilidad que Libre y el Partido Liberal se pongan de acuerdo y ellos (los nacionalistas) queden en desventaja”, narró Segura.

“Entonces una manera de contrarrestarlo es tratando de tener los votos de los otros dos partidos que los podrían controlar ellos y de esa manera seríamos nosotros los de estar en desventaja, porque serían tres partidos controlados por ellos”, agregó.

Expuso que habrán lugares en donde algunos partidos no van a tener representantes en las mesas. “En la primer composición que se había hecho a cada partido le tocaba 6,000 presidencias de la junta. Con la propuesta que hace el Partido Nacional nos tocaría 5,000 presidencias, lo digo como referencia porque sabemos que el presidente en una mesa es el que al final toma decisiones porque tiene voto doble”.

Y lo otro es concerniente a la deuda política. “El Partido liberal y el Partido Libre proponen que respetemos el dictamen que fue firmado por 14 diputados que formaban la Comisión Multipartidaria, en el sentido que a los partidos se les pague no a través de una cuota fija, sino que sea de acuerdo a los votos que cada partido saque”, lo cual tiene lógica.

A la vez, reconoció que en la toma de decisiones de la bancada, ésta recibe influencias de las cúpulas de sus respectivos partidos, y esto no es una novedad, y se da en todas las democracias en lo que respecta a decisiones de posición de partido.

Sin embargo en Honduras en este momento es más complicado porque en dos partidos no hay unidad de criterios en esa ‘cúpula’.

“En el caso del Partido Libre no podemos desconocer que el gran referente sigue siendo su coordinador general, Manuel Zelaya Rosales; en el caso del Partido Nacional existe una división entre la parte de Tito Asfura y la parte que es del presidente Oliva”.

“Y nosotros lo liberales que estamos divididos en una fracción, una que obedece a la candidatura de Luis Zelaya y la otra que representa su servidor que quiero decirlo también con mucha responsabilidad, que el 90 por ciento de los que integramos esa bancada estamos con el candidato Yani Rosenthal”, afirmó.

Por lo tanto estos fraccionamientos es que lo que ha venido a dificultar aún más concretar acuerdos, porque lo que se logra con una fracción, se descompone con la otra y este punto reinician los señalamientos y acusaciones; total por eso estamos como estamos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *