Sin cohesión pero tampoco sin intervención de políticos partió nueva caravana

Unos pocos centenares partieron anoche de la Gran Terminal Metropolitana, con una mochila cargada de ilusiones, ante un camino plagado de angustias.

Entre los ilusionados migrantes, hubo disidencia, pues mientras unos decían que partirían rumbo a occidente para buscar el paso de Agua Caliente, otro insistía en que era mejor el camino norte  para cruzar por Corinto, en Cuyamel, departamento de Cortés.

Fue así como este último fue el primero en salir, de tal forma que el camino lo iniciaron hacia el este de la ciudad de San Pedro Sula, pues esa vía los conduce posteriormente en sentido norte hacia Puerto Cortés y de ahí a Corinto.

Antes de que el primer grupo saliera, hubo expresiones de rechazo contra el exdiputado Bartolo Fuentes, del opositor Partido Libertad y Refundación (Libre), cuyo coordinador general es el expresidente Manuel Zelaya.

Mientras algunos de los inmigrantes le exigían a Bartolo que se retirara de la caravana y no les acompañara porque no quieren politizar la movilización masiva, el exdiputado acusó a uno de los participantes de ser «coyote» o traficante de personas.

En lo que sí hubo un consenso generalizado entre este nuevo grupo de migrantes, es en los motivos por lo que decidieron abandonar el país. Es que se van porque no tienen empleo y la inseguridad que vive el país; falta de empleo, inseguridad, pésima calidad de vida, principalmente.

Con tantas experiencias relatadas de anteriores olas de migrantes, uno no esperaría que continuara produciéndose este fenómeno migratorio. Y no es que ellos desconozcan las múltiples dificultades y riesgos que les esperan en el camino, sin embargo al no encontrar sus sueños un asidero esperanzador, lo hace tomar esta decisión.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*