Sí barracones eran una solución para reducir daños por inundación, ¿por qué se dejaron de construir?

png_20221012_001904_0000


HONDURAS ¿ustedes conocen los famosos BARRACONES o viviendas múltiples construidas de madera sobre elevados polines o bases de concreto?.

Allá por los años 1910- 1920 ingenieros estadounidenses contratados por las compañías bananeras se dieron a la tarea de levantar estudios topográficos sobre la zona del Valle de Sula donde identificaban todos los pro y contra de esa región con varios ríos caudalosos (Ulúa-Chamelecón-Humuya) y otras vertientes secundarias.

Las recomendaciones en ese tiempo fue construir canales de irrigación y alivio entre esas corrientes pluviales, para irrigar la zona en tiempo de verano o sequía y controlar las crecidas en tiempos de invierno y sacar más producción agrícola a la zona.

Los asentamientos humanos llamados campos bananeros, también comenzaron a surgir con las masivas edificaciones de madera, sostenidas sobre barras o polines de concreto, dichas construcciones llamadas barracones fueron ubicadas a diversas alturas, algunas sobrepasaban los 4 a 5 metros de la superficie siguiendo las recomendaciones de los topógrafos e ingenieros que calcularon los desniveles del terreno vulnerable a las inundaciones.

De esta manera pudieron salvar la vida de miles de familias cuando los niveles del agua aumentaba. De esa forma todas las edificaciones propiedad de las compañias bananeras en la zona norte de honduras se levantaron con esas especificaciones preventivas ante cualquier inundación.

Al paso de los años y luego que la industria bananera decayó no se siguieron las obras de mitigación e irrigación, así como el control de inundaciones sobre todo el Valle de Sula donde las nuevas construcciones se han levantado a nivel del suelo, contrario a las especificaciones de construcción en estas áreas alto riesgo a toda inundación periódica.

Asi que todo el Valle de Sula por su ubicación geográfica es vulnerable a cualquier inundación con tres enormes ríos caudalosos y otras vertientes hídricas hoy super contaminadas.

La diferencia es que en el rio Humuya se construyó la central hidroeléctrica Francisco Morazán y el río Chamelecón y Ulúa siguen sin obras de contención como las represas.

En tiempos de las bananeras los ingenieros y geografos gringos lo sabian y por eso construian bordos y canales de irrigación.

Ademas de hacer construcciones elevadas de dos pisos como los famosos " barracones" montados sobre pilotes de hasta 2.5 metros de altura como prevencion a desbordamientos, algo que en esos tiempos raramente ocurrió, debido a que todavia los bosques hondureños en especial las montañas del occidente del pais no eataban deforestadas.

Para entonces como hoy que el cambio climatico a nivel mundial ha provocado nuevos y mas fenomenos naturales con más frecuencia y fuerza como los huracanes que antes sucedian cada 20 años aproximadamente.

Pero les aseguro que si el Valle de Sula hubiera seguido bajo administracion de las compañias bananeras estadounidences ellos ya tiempos tendrian enormes centrales hidroelectricas en las bocanas de los rios Ulúa y Chamelecón.

Antes como Barracones se construían las casas en los campos bananeros de La Lima y Tela y El Progreso, Yoro. Los polines elevaban la casa. La parte baja servía como lugar de encuentro o descanso.

Con el tiempo las urbanizaciones modernas se olvidaron de todo eso y ahora son los lamentos.

 

Un comentario en «Sí barracones eran una solución para reducir daños por inundación, ¿por qué se dejaron de construir?»

  1. Una nota muy acertada, crecí en ese hambiente de campos bananeros y tanto el gobierno como los pobladores quedamos acostumbrados a que la empresa Norteaméricana resolviera estos detalles tan importantes como la reconstrucción de estos bordos, las empresas privadas que ahora se lucran de estás tierras poco aportan al mantenimiento de bordos y carreteras, la palma africana no se ve afectada por las inundaciones. El no afectar la bolsa de los empresarios y el gobierno hace invisible este sector.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *