Sexta víctima mortal por coronavirus en Italia

coronavirus-en-italia 1


El Covid-19 se ha cobrado hoy tres víctimas mortales más, asciendo el número de fallecidos por coronavirus seis en Italia. A esta última víctima, una paciente de cáncer que estaba ingresada en un hospital de Brescia, hay que sumarle los dos hombres, de 88 y 84 años, de los que se conocía su muerte esta mañana.

El primero de ellos era de Caselle Lanne, de la provincia de Lodi, mientras que el segundo, de 84, estaba ingresado en el hospital Juan XXIII de Bérgamo (Lombardía).

Los tres fallecidos anteriores a les tres víctimas de hoy eran una mujer que padecía un cáncer avanzado y falleció en la provincia de Cremona, un hombre de 78 años de Vo’ Euganeo, en la provincia de Padua (Véneto) y una mujer de 77 años que estuvo en Codogno y que dio positivo al virus en una prueba realizada tras su muerte. En todos los casos el virus no provocó directamente la muerte sino que le agravó las patologías previas que padecían.

Los últimos balances oficiales de este lunes hablan de 219 casos diagnosticados por Covid-19 en la península itálica, la mayoría de ellos (más de 150) en Lombardía, pero también una veintena en Véneto y algunos en Piamonte, dieciséis en Emilia-Romaña y una en Lacio.

"El número de infectados está aumentando. Estamos a 150 en la región, según los datos que nos han comunicado hace algunos minutos. Esperemos que las medidas que hemos tomado ayuden a frenar el contagio”, explicó el gobernador de la Lombardía, Attilio Fontana. Fontana ha reconocido que nadie podía pensar “que fuese tan agresiva la difusión” del virus. Italia es ya el tercer país del mundo, por detrás de China y Corea del Sur, en número de infectados.

Al Gobierno de Giuseppe Conte no le ha quedado más remedio que emitir un decreto ley para prohibir las entradas y salidas de la llamada zona roja, los diez pueblos en la provincia lombarda del Lodi más cercanos a Codogno, el epicentro del brote, y en Vo’ Euganeo, el pequeño municipio del Véneto donde se registró el primer muerto italiano, un hombre de 78 años que jamás había estado en China. Quien se salte estas prohibiciones en los puntos de control podría enfrentarse a hasta tres meses de cárcel y 200 euros de multa.

Hay más de 50.000 personas completamente aisladas. Es precisamente la falta de piezas clave en la cadena transmisora lo que más preocupa a los expertos. Si bien en un principio se pensaba que el primer paciente ingresado en Codogno, Mattia, un hombre de 38 años, había sido contagiado por un amigo suyo que había estado días antes en China y que no presentaba síntomas, los análisis definitivos lo han descartado. Por lo tanto, Italia sigue buscando al llamado paciente cero.

El gobernador Fontana dijo que ahora necesitan “mirar a otras partes”. “Estamos siguendo dos hipótesis, e intentaremos entender si una de las dos es correcta”, precisó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

4 × cinco =