Seúl y Washington responden a un misil norcoreano lanzando bombas guiadas

png_20221118_060035_0000

Seúl (EFE).- Los ejércitos de Corea del Sur y EEUU han respondido hoy al lanzamiento de un misil balístico intercontinental (ICBM) norcoreano disparando bombas guiadas a modo de prueba desde cazas F-35, además de realizar otras maniobras aéreas combinadas sobre el mar del Este (nombre que recibe el mar de Japón en la dos Coreas).

Según ha informado el Estado Mayor Conjunto (JCS) surcoreano en un comunicado, aviones de combate surcoreanos de quinta generación F-35A han lanzado bombas guiadas por láser GBU-12 sobre objetivos que simulaban ser plataformas móviles (TEL, por sus siglas en inglés) norcoreaneas, mientras otros cuatro F-35A surcoreanos y cuatro F-16 estadounidenses realizaron vuelos en formación de combate sobre el mar de Japón.

Las maniobras de los aliados llegan horas después de que Pionyang lanzara un ICBM que recorrió unos 1.000 kilómetros en unos 69 minutos, alcanzando un apogeo de unos 6.000, antes de caer en aguas a unos 200 kilómetros al oeste de las costas septentrionales japonesas.

Se trata de dos operaciones que simulan ataques preventivos e incluso operaciones de castigo contra intereses norcoreanos, en lo que supone un duro mensaje para Pionyang.

Los aliados «demostraron su firme voluntad de responder de manera resolutiva a cualquier amenaza y provocación, incluyendo un misil balístico intercontinental (ICBM) de Corea del Norte, y su abrumadora capacidad y disposición para atacar al enemigo con precisión», añade el comunicado del mando militar.

Máxima tensión desde 2017
El lanzamiento norcoreano de hoy se realizó desde el área de Sunan, donde se encuentra el aeropuerto internacional de Pionyang, lugar elegido por el régimen para lanzar también ICBM en febrero, marzo y el pasado 3 de noviembre, aunque dos de estos lanzamientos resultaron fallidos.

El lanzamiento de hoy se suma a la treintena de proyectiles, una cifra récord, que Corea del Norte disparó a principio de noviembre en respuesta a unas grandes maniobras aéreas de Seúl y Washington, incluyendo otro ICBM -el del día 3- que aparentemente falló y se estrelló prematuramente en aguas del mar de Japón.

La tensión en la península está alcanzando cotas inéditas ante las repetidas pruebas de armas norcoreanas, las maniobras de los aliados y la posibilidad de que, tal y como indican los satélites, el régimen de Kim Jong-un ya esté listo para realizar su primera prueba nuclear desde 2017.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *