Según veeduría de ASJ el 42% de los centros de vacunación han inoculado a personas no priorizadas y sin base a listado

La Asociación para una Sociedad más Justa (ASJ) y Transformemos Honduras (TH) presentaron este miércoles los resultados de una segunda veeduría social realizada al cuarto proceso de vacunación contra COVID-19, que lleva a cabo la Secretaría de Salud (SESAL).

En dicho informe se señala que en 43 establecimientos de salud de siete regiones sanitarias se constató que el 42% no tenía un listado definido de personas a vacunar por día y en el 58% restante, aunque había un listado, se documentaron casos en los que el personal de salud aplicó vacunas a personas no registradas en dichas listas.

En ese sentido, ASJ y TH recalcaron que, si bien en las jornadas de vacunación observadas se implementaron procesos más claros y definidos en relación con lo observado en la primera veeduría social, la Secretaría de Salud debe implementar un mecanismo que asegure que las vacunas son aplicadas a los grupos priorizados y no a personas que no llenan los requisitos establecidos.

Como recomendación la ASJ y TH instruyen a que los centros de vacunación deben contar con listados de personas a inmunizar en todos los centros para garantizar que pertenezcan a los grupos priorizados.

“Los listados de personas a vacunar por día generarían un mayor control, garantizarían que las personas vacunadas sean las priorizadas y, de esa forma, la distribución sería más eficaz, pues nadie estando en el listado se iría del establecimiento sin ser vacunado”, indicó Blanca Munguía, director del Sector Social de ASJ.

Por otro lado, aunque en la mayoría de los centros se habilitó un lugar específico y
ordenado para la jornada de vacunación y contaban con un espacio de espera, anotación y observación, en 3 de cada 10 locales no había una fila ordenada con distanciamiento ni disponibilidad de gel desinfectante.

En otra recomendación, la ASJ y TH insistió en que cada establecimiento de vacunación debe informar de manera clara a las personas vacunadas sobre los efectos secundarios posibles y qué hacer en caso de tenerlos.

Además recalcó la necesidad de asegurar la implementación de las medidas de bioseguridad en los centros y la asignación de más personal de salud en donde se requiera agilizar el proceso, así como en permitir la presencia de veedores sociales como medida de transparencia.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *