Seguiremos en honduras: CN exime de responsabilidad penal a proveedores de servicios y medicamentos contra el Covid

A pesar que algunos diputados se opusieron a la aprobación de dicha ley al considerar que la misma deja en libertad de acción a quienes afecten, con sus acciones, la salud de la población, al exonerarlos de demandas y denuncias judiciales, a la misma le pasó la aplanadora azul y Honduras vuelve a caer mayores profundidades propiciatorias de corrupción.

Es la ley especial de Regulación del uso de vacunas y tratamientos médicos para el combate al Covid en la emergencia humanitaria y sanitaria, por parte de personas, tanto naturales como jurídicas.

La que deja exentas de demandas y denuncias judiciales a las personas naturales o jurídicas, nacionales o extranjeras, que provean servicios de salud, que fabriquen, y desarrollen medicamentos u otros productos de tratamiento médico contra la Covid-19.

Esta ley exime de cualquier responsabilidad civil, penal o administrativa/comercial u obligación de indemnizar que surja o se derive del desarrollo, administración o uso de cualquier producto para tratamientos médicos en situaciones excepcionales de salud pública o dentro del contexto del estado de emergencia por la Covid-19.

Tampoco serán susceptibles de demandas y denuncias judiciales el fabricante, el titular de la autorización, distribuidor y/u operador logístico del producto para tratamientos médicos para atender la pandemia de Covid-19, ya sea nacional o extranjero.

Con razón, la decisión legislativa despierta temores, por todo lo que ya se ha visto en Honduras y que con arma legal como la se les está entregando tendrían licencia para hacer cuestiones tan abominables como dar espacio a la vacunación experimental en el país.

El diputado por Libre Yahvé Sabillón, quien además es médico de profesión así lo dice. “No sabemos si hay algún negocio de por medio porque ahora se sospecha de todo, pero va a ser muy atractivo para muchas compañías venir a experimentar en nuestro pueblo sin ninguna consecuencia”.

Incluso el diputado por Alianza Patriótica y actual vicepresidente del Congreso Nacional, Dennis Castro, hizo escuchar su oposición a esta aprobación, al considerar que esta nueva ley abre el camino a la IMPUNIDAD FARMACOLÓGICA en Honduras.

Mientras que el diputado Luis Redondo presagió que, “no habrá cárcel si te dan pastillas de harina o te ponen vacunas falsas”.

Es así como este día el Congreso Nacional ha preferido que el país se siga balanceando en la cuerda floja propiciatoria de la corrupción, en lugar de salir en busca de un manantial en donde lavar todo el lodo que envuelve a la institucionalidad nacional.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *