Segregación a partidos emergentes causa grandes resquemores

nueva ruta


Entre las reformas electorales que se plantean figura la que los partidos emergentes o  “pequeños”, tendrán limitantes en las próximas elecciones generales, como la de no contar con credenciales.

Esa decisión vino por la reiterada acción de “venta de credenciales”, que por tradición han acostumbrado hacer, bien delegados de esos partidos, o sus dirigentes, o los propietarios, el asunto es que para nadie resulta un secreto que eso ha sucedido.

Lo complicado es que partidos noveles, que apenas esta será su primera experiencia electoral, como el “Nueva Ruta”, fundado por el periodista Esdras Amado López, ex militante del Partido Libre, dice: “Por qué me van a juzgar a mi por algo que no hice”.

Para Esdras, esta decisión tiene nombre y apellido. Y se la achaca al excanciller, Ernesto Paz Aguilar, porque él ahora es un asesor de la Comisión Electoral Legislativa y en tiempos de cuando Paz Aguilar fungió como canciller, fue a prisión tras denuncia del pasaportazo, que Esdras dice haber hecho la denuncia pública como periodista y que a raíz de esa situación en prisión “Neto” Paz habría “jurado y perjurado que se iba a vengar de mi”, expresó Esdras.

“Y ahora que está como asesor en el Congreso, Neto Paz ha introducido que los partidos pequeños no tengamos participación en las mesas y que sean los GRANDES los ‘honestos’, los que van a contar los votos y van a regir en las mesas”, expuso Esdras.

Y los señalamientos continuaron. “En ese equipo de Neto Paz hay gente que sabe muy bien el negocio del tráfico gris en Hondutel, que llevó a un descalabro a esta empresa. Entonces estos ‘honestos’ son los que están diciendo que los partidos pequeños y que los partidos de reciente formación como el mío tengamos que someternos a la voluntad de ellos”, denunció.

A lo que como es de esperar Esdras se manifiesta en contra. aunque la experiencia ha recalcado que los partidos “pequeños” no alcanzan a cubrir en los mínimo las Mesas Electorales Receptoras (MER), sin embargo Esdras alega que es un derecho ¡He ahí la encrucijada!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

trece − 4 =