Secretaría de Seguridad no quiere ‘planchones’ durante movilización de JOH hacia la extradición

JOH Seguridad

TEGUCIGALPA. Autoridades de  Seguridad de Honduras, este lunes confirmaron que se seguirá «al pie de la letra» lo planificado en el proceso de extradición del expresidente Juan Orlando Hernández, acusado por delitos de narcotráfico y uso de armas por la justicia de Estados Unidos.

En ese sentido, el comisionado de la Policía Nacional, Miguel Martínez Madrid, adelantó que se tomarán todas las medidas de seguridad para no tomar ningún «riesgo innecesario» en la operación de entrega del exgobernante hondureño a las autoridades de la DEA.

Afirmó que se respetan los derechos humanos del exmandatario Hernández, permitiéndole las comunicaciones con sus apoderados legales a fin de revisar los trámites o firmas necesarias antes de su extradición, para enfrentar la justicia estadounidense.

Sobre la visita de familiares, el vocero policial confirmó que las mismas son acompañados por los abogados, y hasta el momento las autoridades hondureñas no han tenido inconvenientes en cuanto a la estadía de Hernández como privado de libertad en las instalaciones de las Fuerzas Especiales (Cobras), ubicadas en la colonia 21 de Octubre de Tegucigalpa.

El expresidente de Honduras, conocido como «Joh»,  será extraditado esta semana hacia Estados Unidos, país que lo acusa de tres cargos asociados al narcotráfico y uso de armas, dijo hace unos días el ministro de Seguridad, Ramón Sabillón.

«Hemos planificado reunirnos la próxima semana para que él (Hernández) pueda salir (del país) entre el miércoles y el viernes», indicó.

Estados Unidos solicitó el 14 de febrero al Gobierno de Honduras el «arresto preventivo», con fines de extradición del expresidente, quien fue capturado un día después en su domicilio en la capital hondureña.

Estados Unidos acusa a Hernández de  «conspiración para importar una sustancia controlada a Estados Unidos», con el «conocimiento que dicha sustancia sería importada ilegalmente» a ese país.

Además, lo vincula al  uso o portación de armas de fuego, «o ayudar e instigar al uso, el poder y la posesión de ametralladoras y dispositivos destructivos».

El tercero es por una «conspiración para usar o portar armas de fuego, incluyendo ametralladoras y dispositivos destructivos (…), en apoyo de la conspiración de importación de narcóticos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

2 × 1 =