Secretaria de prensa del vicepresidente de Estados Unidos da positivo por COVID-19

Mike Pence, vicepresidente de Estados Unidos en conferencia de prensa, junto a él, el presidente Donald Trump.

La secretaria de prensa del vicepresidente Mike Pence, esposa de uno de los principales asesores de Donald Trump, dio positivo de coronavirus, lo que encendió la alarma sobre la posible propagación del virus dentro del círculo más íntimo de la Casa Blanca.

El diagnóstico de Katie Miller, casada con Stephen Miller, el asesor de inmigración de la Casa Blanca, fue revelado por Trump en una reunión con legisladores republicanos el viernes, un día después de que se informara que el ayuda de cámara personal de Trump había dado positivo para el virus.

“Katie, dio muy bien a las pruebas durante un largo tiempo y luego, de repente, hoy dio positivo”, dijo Trump, señalando que él mismo no había estado en contacto con ella, pero que Miller sí había pasado tiempo con el vicepresidente.

“Tengo entendido que Mike se ha hecho la prueba (…) y ha dado negativo”, añadió.

A pesar de los comentarios de Trump, los dos casos aumentaron el temor de contagio para el mandatario y el vicepresidente, que están liderando la respuesta del país a la pandemia, y que han reanudado sus programas de viajes y de negocios incluso cuando el número de muertes por el virus en Estados Unidos ha superado las 75.000.

La Secretaria de Prensa de la Casa Blanca, Kayleigh McEnany, defendió el viernes las medidas del gobierno para proteger a Trump y Pence, incluyendo el rastreo de contactos y el establecimiento de todas las pautas recomendadas para los trabajadores esenciales.

“Hemos tomado todas las precauciones para proteger al presidente”, insistió McEnany a los reporteros en una sesión informativa de la Casa Blanca.

Más temprano el viernes, se le preguntó a Trump en una entrevista de Fox News si quienes le sirven la comida ahora se cubrirían la cara. “Ya han empezado”, dijo en el programa matutino “Fox and Friends”.

La Casa Blanca también ha instituido pruebas diarias, en vez de semanales, para Trump y Pence.

Trump asistió el viernes a un evento público en el monumento a los veteranos de la Segunda Guerra Mundial en el que ni el mandatario, ni la primera dama Melania Trump, ni los veteranos ni los oficiales militares en la ceremonia llevaban máscaras.

Fuente Reuters.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


veinte − ocho =