¡Se hizo el loco con la manutención y la pagó con un parón en el altar!

recorte color triunfo


Justo cuando estaba a punto de dar el ¡SÍ QUIERO! Ante el secretario municipal, la madre de sus hijos le puso pausa a la ceremonia, al señalarle que antes ese SÍ, debía ser para sus hijos porque son su responsabilidad.

Esta historia se desarrolló en la modesta comunidad de El Triunfo, departamento de Choluteca, en donde una joven señora se apersonó ante la secretaría municipal de ese término par aimpedir la boda que estaba a punto de consumarse.

Según relato de la señora, de su parte no hubiera hecho eso, pero fue una exigencia de su hija mayor, ante un desprecio proferido por su progenitor, cuando al momento que la niña acudió ante su papá para que le diera un regalo con motivo de su cumpleaños vertió unas frases que a la niña la ofendieron mucho.

"Ni modo que te eche tierra en una cubeta y te la lleve como pastel", fue la respuesta que el ingrato hombre le dio a su hija, según expresó esta hondureña.

De tal modo que afirmó. “Yo no lo peleo a él, sino que es lo que mi hija me exige”, expresó entre lágrimas. Por lo tanto la exigencia, que por ley la prole tiene derecho, es que su progenitor cumpla con brindarle los esencial a sus hijos para que sobrevivan, incluso con lo relacionado a educación y salud.

La señora reconoció que mientras hicieron vida marital fue muy responsable con sus deberes como jefe de familia, incluso cuando se separaron no se llevó nada de la casa de sus hijos, tal fue lo convenido de manera mutua.

Sin embargo al no contar con apoyo de parte de él para la manutención de sus hijo, ella se vio obligada a trabajar hasta 15 horas al día por tan solo cien lempiras diarios. Pero lo que sí le ha “dolido en la vida”, tal como ella lo expresó, fue el desprecio hacia su niña, argumentó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.