Rusia anunció que reforzará la “cooperación técnico-militar” con Cuba, Venezuela y Nicaragua

Diaz-Canel-Putin_18889852

Rusia reforzará su cooperación estratégica con Cuba, Venezuela y Nicaragua en “todos los ámbitos”, declaró este miércoles el ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, durante una intervención en el Parlamento ruso.

“En cuanto a Cuba, Nicaragua y Venezuela, tenemos unas relaciones muy estrechas y una cooperación estratégica en todos los ámbitos: en la economía, la cultura, la educación y la cooperación técnico-militar”, dijo el jefe de la diplomacia rusa.

Lavrov señaló que durante unas recientes conversaciones con los líderes de los tres países el presidente ruso, Vladimir Putin, acordó reforzar aún más los lazos con Cuba, Venezuela y Nicaragua.

Hace dos semanas, el viceministro de Exteriores ruso, Serguéi Riabkov, no descartó ni confirmó un eventual despliegue de infraestructura militar rusa en Cuba y Venezuela. La posibilidad ganó fuerza en el Kremlin como una amenaza a la seguridad regional de Estados Unidos, que junto a sus aliados europeos ha desplegado fuerzas para intentar disuadir a Rusia de invadir Ucrania.

“Durante unas recientes conversaciones telefónicas entre el presidente Putin y sus colegas de estos tres Estados amigos cercanos a nosotros, se estudiaron las formas para profundizar nuestra asociación estratégica en todas las áreas sin excepción”, indicó este miércoles Lavrov.

El dictador venezolano, Nicolás Maduro, mantuvo el pasado jueves una llamada telefónica con su homólogo ruso en la que le transmitió su rechazo “a las campañas de provocaciones y manipulaciones contra Rusia”, según detalló la Cancillería del país caribeño.

Con el líder cubano, Miguel Díaz-Canel, Putin conversó el lunes, en medio del aumento de las tensiones con Estados Unidos. Los mandatarios abordaron la cooperación bilateral, incluida la ayuda en la lucha contra la covid-19 que Moscú presta a La Habana.

Este martes, el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, negó que Putin y Díaz-Canel hablaran del aumento de la cooperación técnico-militar y el establecimiento de bases rusas en la isla.

De su lado, el asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Jake Sullivan, consideró que se trató de una “fanfarronería”, pero indicó: “Si Rusia avanzara en esa dirección, nos ocuparíamos del tema de forma decisiva”.

Para muchos, este intercambio evocó la crisis de 1962, cuando Estados Unidos y la entonces Unión Soviética estuvieron al borde de una guerra nuclear después de que Moscú desplegara misiles balísticos en Cuba.

(Con información de EFE y AFP)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

3 × 5 =