Argueta: CSJ nunca estuvo al servicio de Hernández, más bien se opuso a proyectos millonarios

rolandoargueta.49_LP1385986_MG51080732


  • Un documento presentado por Argueta, señala que se solicitó seguir pagando 27 mil dólares, por cuatro meses más de renta al dueño del edificio donde funcionó la MACCIH, misma que fue negada. En lempiras, eran más de dos millones.

El presidente de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), Rolando Argueta, aseguró este domingo que el Poder Judicial nunca estuvo al servicio del expresidente Juan Orlando Hernández, y que más bien ese organismo gubernamental le detuvo proyectos millonarios al exmandatario.

“Se mocionó para adquirir un préstamo por 4,000 millones de lempiras de la banca nacional, en el seno del Consejo Defensa y Seguridad, está la firma de Rolando Argueta de recibido de la Secretaría del Consejo Nacional de Defensa y Seguridad, donde establecemos nuestro total desacuerdo”, afirmó Argueta, en el programa 30/30.

Dijo que era para refinanciar la deuda ya existente y para gastos operativos, pero no explicaban exactamente para qué era el dinero, por lo que lo negaron.

Señaló que esa no fue la única vez que se detuvo ese tipo de acciones, pues en el documento que presentó en el programa, dice que se opuso a un contrato de arrendamiento de vehículos blindados para ese Poder del Estado.

“Nos opusimos a que se arrendaran 10 vehículos blindados, porque debíamos de ser coherentes nosotros con la insolvencia del programa de la Tasa de Seguridad, y por eso manifestamos que no era necesario en ese momento por la indisponibilidad presupuestaria, el hecho que se continuara erogando esa cantidad de dinero”, detalló.

También comentó que se opusieron a 300 millones que pedían para un equipamiento de la Policía Nacional, “está hablando del 11 de febrero del año 2021, porque igual no había el recurso necesario de la Tasa de Seguridad esa inversión y tampoco considerábamos acorde el hecho de que se invirtiera en esos equipos, cuando también otras instituciones como el Poder Judicial estábamos necesitando de inversiones”.

Manifestó que se negaron también a la aprobación de 236 millones para la Oficina Administradora de Bienes Incautados (OABI), porque esa institución debe ser auto sostenible y no sea el Estado que esté erogando y aprobando leyes para hacerlo, cuando la OABI administra fincas, haciendas, vacas, carros y aeronaves.

PODER JUDICIAL NO ES CORRUPTO

Aseguró que siempre tuvieron autonomía en ese Poder del Estado, ya que a pesar de esas decisiones que tomó nunca tuvo problemas con el Ejecutivo.

Reveló que también se negaron a autorizar que se continuara pagando el arrendamiento del edificio donde había funcionado la Misión de Apoyo contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (MACCIH).

“La MACCIH se fue en enero de 2020, se nos dio una resolución a efecto de que pudiésemos autorizar el pago del arrendamiento del edificio, hasta junio o julio de ese año. Eran 27 mil dólares mensuales, también nos opusimos a esa solicitud”, apuntó Argueta.

Eran cuatro meses más, los que solicitaban pagarle al dueño del edificio, haciendo un total de más de dos millones de lempiras.

El presidente de la CSJ dijo que “bajo ningún punto de vista aceptamos que tenemos un Poder Judicial corrupto”.

Afirmó que alrededor de 500 empleados de ese poder del Estado han sido sancionados por irregularidades en los últimos seis años.

"Habrá algunas debilidades de la institución como el retardo en los procesos; pero no es algo que todos los órganos jurisdiccionales tengan", indicó Argueta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.