Robin Hood: un comedor comunitario que se gana el afecto de las personas necesitadas en SPS

COMEDOR 1


En este local, de lunes a viernes, se atiende a centenares de personas de escasos recursos económicos, a quienes se les sirve un almuerzo gratuito y nutritivo.

Mensajeros de la Paz, es la organización que lleva en Honduras dos años y bajo su administración opera desde hace algunos meses el Comedor Comunitario, Robín Hood, que está a cargo del doctor José Jaar.

“Comencé a trabajar con mi familia, un grupo de amigos bastante grande y logramos conformar la junta directiva y así fue como comenzamos todos los procesos legales pertinentes del caso, es así como nace en Honduras la Asociación de Mensajeros de la Paz.

Este comedor comunitario está ubicado en un lugar muy céntrico, es: 7 avenida entre segunda y tercera calle suroeste, o sea cuadra y media al sur de donde estuvo ubicado el cine Tropicana en la ciudad de SPS.

“En los primeros días andábamos en los 200 ó 230 almuerzos, pero en la actualidad ya brindamos 400 platos de alimentos ya servidos y calientes, listos para comer; tratamos que sea abundante, que vaya una fruta, le damos también una bolsa de agua, pára ello que nos colabora Aguazul”.

De dónde logran financiar esta asistencia comunitaria, el doctor Jaar lo expone. “En un inicio nosotros lo pensamos bastante, pero como somos de la convicción y seguridad que donde está Dios no falta nada. Es así como comenzamos con recursos propios, familiares, amigos más cercanos”.

“Y esto admirablemente se ha ido extendiendo tanto, que en promedio patrocinar un día de alimentos en el comedor se requiere de 8 a 12 mil lempiras y se atiende de lunes a viernes”, la mayoría de las personas que aquí laboran son voluntarios, es así como hemos recibido a jóvenes que desean colaborar, lo mismo que instituciones y empresas que donan alimentos”.

Ante esto dice el doctor Jaar que de ahí es de donde viene la idea de nombrar a este comedor con el nombre de Robin Hood.

“En un principio habíamos pensado en servir el alimento dentro del local, pero desgraciadamente por la pandemia no se ha podido implementar esa idea; entonces con mucho pesar le damos el plato de comida en un contenedor bien atendido y servido y las personas se lo llevan”.

Manifestó que a las11:00 de la mañana es la hora en que comienzan a repartir los alimentos, sin embargo a veces un par de horas antes ya hay gente haciendo fila y allí permanecemos hasta que se va el último.

Las personas que acuden a beneficiarse de este servicio, es gente en situación económica muy complicada algunos de ellos han resultado afectados por la recesión causada por la pandemia y también por las tormentas tropicales, que salen a diario a ver que pueden hacer,  o simplemente son personas que viven enla calle y aprovechan para poder contar con comida gratuita, pues para eso fue creado este comedor comunitario.

El doctor Jaar recordó que en los días posteriores a las tormentas tropicales del año pasado, también hicieron este tipo de servicio con la gente que necesitaba, porque habían quedado a la intemperie.

“Éramos tres, cuatro carros que andábamos allá por Chamelecón, llegábamos hasta donde era la salida de La Lima, nos distribuimos en todo lo que es San Pedro Sula y alrededores, no avanzábamos más porque el agua no nos dejaba llegar sirviendo alimento caliente. Después de eso fue que decidimos buscar dónde ubicarnos”,

El doctor Jaar agradeció el gesto de la madre del extinto empresario Mario Kafati, quien de forma desinteresada ha cedido el local para que funcione en este lugar el Comedor Comunitario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

cuatro × 5 =