Río Blanco El Progreso: Gobierno reubica a 51 familias afectadas por tormentas

Las vidas de Kendra Paz y sus cuatro hermanos, y de Suyapa Valenzuela, con sus dos hijos, así como las de otras 49 familias, cambiaron radicalmente desde el momento en que fueron elegidos para abandonar sus antiguas casas en los bordos del río Blanco y luego pasar a ser beneficiarias de viviendas en la colonia Las Minas, de El Progreso.

El presidente Juan Orlando Hernández entregó este martes 51 viviendas en la residencial a familias que vivían en zonas de riesgo en los bordos del río Blanco y que fueron desplazadas por las crecidas provocadas por las tormentas Eta y Iota, entre ellas las de Kendra Paz y Suyapa Valenzuela.

El proyecto contempla 282 viviendas que serán donadas por el Gobierno de la República, a través de la Comisión Nacional de Vivienda y Asentamientos Humanos (Convivienda).

Cada  vivienda consta de sala, comedor, cocina, dos dormitorios, baño privado, pila y patio, sistemas de agua potable, aguas negras, energía eléctrica; asimismo, la residencial cuenta con espacios comunes y un Parque para una Vida Mejor.

Las entregas de estas casas se realizarán por fases y la primera beneficiará a un total de 255 personas pertenecientes a 51 familias, las que se trasladaron en grupos de 10 familias por día, cumpliendo con los protocolos de bioseguridad instruidos por la Secretaría de Salud debido a la pandemia de covid-19.

“No tengo cómo pagarle”

Suyapa Valenzuela relató: «Yo pagaba 1.200 lempiras de alquiler en los bordos, mi casa se mojaba, estaba en malas condiciones y vivíamos a orillas del río, pero hoy tengo una hermosa casa y sin pagar ni un centavo; estoy más que agradecida por ser una beneficiaria».

«No tengo cómo pagarle, señor presidente, por esta casa», agregó Valenzuela

Kendra Paz, una joven madre de 22 años, en nombre de su mamá y demás familia se mostró más que agradecida por la vivienda que hoy les permite haber dejado los bordos para vivir en una residencial.

«Yo miraba cómo le daban casa a muchas personas y no me imaginaba que mi madre sería una de las beneficiadas; es algo que no sabemos cómo agradecer, manifestó.

Kendra Paz agradeció porque «hoy tenemos una vivienda digna; lo que solo miraba por televisión, no pensé que nos iba a suceder a nosotros».

Paz expresó que «ese es un sueño hecho realidad; mi hermanita menor lo ve como un padre a usted, señor presidente, porque nos ha dado esta casa».

No están solos

El presidente Hernández reafirmó que «estamos viviendo momentos difíciles con la pandemia y dos tormentas tropicales, pero estamos en estos puestos para apoyar a los que más necesitan, a los más pobres, y por eso entregamos paquetes de ayuda humanitaria y también casas».

El titular del Ejecutivo añadió que «no es nada fácil lo que estamos viviendo; es algo muy difícil pero vengo para decirles que no están solos y que vamos a trabajar para ayudar a los que más necesitan porque eso es hacer justicia social».

El mandatario agradeció el trabajo de los comisionados de Convivienda para materializar el proyecto que representa mucho bienestar en favor de los pobres: «Este es un gran trabajo y aquí es donde se mira el servicio público».

Prioridad, los necesitados

También Hernández comentó sobre lo que dijo Kendra, una de las beneficiarias, respecto a que muchas veces no se sabe lo que pasan los pobres o los más necesitados.

«Los pobres sufren, no tienen cómo vivir de manera decente, pero para eso están los gobiernos, para hacer justicia social, y eso hemos hecho desde el Gobierno en todos los años de gestión», dijo Hernández.

El mandatario señaló que hay que apoyar con prioridad al que está en necesidad y por eso se ha entregado ayudas a los gobiernos locales con transferencias para salir de las emergencias como las tormentas y la pandemia «porque en esto todos debemos unirnos, y en especial en esta situación de necesidad».

Hernández advirtió que quienes viven en los lugares afectados no pueden seguir allí, no pueden permanecer en lugares de riesgo, y se les debe convencer para que pasen a vivir en zonas más seguras, en las que el Gobierno ofrecerá todo su respaldo.

Opciones para salir adelante

El gobernante afirmó que se llegará a diversas zonas afectadas con las oportunidades de financiamiento de Crédito Solidario, para que la gente pueda tener opciones de salir adelante, «porque todos tenemos derecho de salir adelante».

Hernández recordó que si bien se está apoyando a la gente con limpieza de calles y casas, con entrega de paquetes de ayuda humanitaria, higienización de viviendas, y más, «seguiremos trabajando fuerte porque es necesario ayudar a los afectados, en especial a los que no tienen cómo salir adelante».

Remarcó que es muy importante tratar de reubicar a todos los que viven en zonas de riesgo.

«Es algo que tenemos pendiente y que debemos entender que es necesario hacerlo lo antes posible, porque los problemas generados por el cambio climático van a seguir», señaló.

Vida en condiciones dignas

El comisionado de Convivienda, Sergio Amaya, dijo que «esta es una inversión de 70 millones de lempiras en favor de 282 familias y hoy llegan las primeras 51 para vivir en condiciones dignas».

Las siguientes fases de reasentamiento para completar el acceso de las restantes 231 familias se programarán para el próximo año, hasta realizar la completa ocupación de las viviendas construidas.

Las  familias focalizadas  en esta primera entrega se encontraban viviendo en zonas de riesgo en los bordos del río Blanco y fueron afectadas por las tormentas Iota y Eta.

Honduras es uno de los países más afectados por los efectos del cambio climático, por lo que el presidente Juan Orlando Hernández hace un llamado permanente para que los Fondos Verdes del Clima sean efectivos, y que los países que más contaminan se involucren y ayuden a las naciones más afectadas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *