Renuncia de vocera de la MACCIH no es una sorpresa, pero no deja de causar dudas

Ana María Calderón, vocera de la Misión de Apoyo Contra la Corrupción e Impunidad en Honduras (MACCIH), interpuso su renuncia con carácter irrevocable, misma que presentó a la Organización de Estados Americanos (OEA).

Mediante una carta que remitió desde el pasado 2 de enero al secretario general de la OEA, Luis Almagro, Calderón anuncia su salida de la Misión, efectiva a partir del 1 de febrero del año corriente.

“Mi decisión obedece a motivos estrictamente personales y profesionales, que he ponderado frente a mí comprobado compromiso con la Organización que usted dignamente dirige”, expresa el escrito de Calderón.

“Señor secretario general (Luis Almagro), deseo agradecer la designación como vocera interina de la MACCIH en dos períodos (16 de febrero al 30 de junio de 2018 y 1 de julio de 2019 al 31 de enero de 2020), que me concedió el privilegio de ser la primera mujer jefe de una misión internacional anticorrupción. Tengo la certeza que no he defraudado la confianza que usted y la Organización han depositado en mí”, añade la nota difundida este martes.


Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


13 − 9 =