Reino Unido inicia la campaña de inoculación con la vacuna de Oxford

Reino Unido comenzó el lunes a vacunar a su población con la vacuna de COVID-19 desarrollada por la Universidad de Oxford y AstraZeneca, alabando el “triunfo” científico que ha supuesto el proceso, que lo refuerza como el primer país occidental en desplegar un programa de inoculación contra el nuevo coronavirus.

Reino Unido ha comenzado a vacunar a su población más rápido que Estados Unidos y el resto de Europa, a pesar de que Rusia y China han estado inoculando a ciudadanos durante meses.

Reino Unido se convierte así en el primer país que emplea la vacuna de Oxford/AstraZeneca. En 2020 empezó a usar la inmunización de Pfizer y BioNTech.

El paciente de diálisis Brian Pinker, de 82 años, fue el primero en recibir la vacuna Oxford/AstraZeneca a las 0730 GMT en el Hospital Universitario de Oxford.

“Estoy muy contento de recibir la vacuna COVID hoy y realmente orgulloso de que se haya desarrollado en Oxford”, dijo Pinker, un directivo de mantenimiento jubilado que ha estado recibiendo diálisis por enfermedad renal.

Piker aseguró que esperaba poder celebrar su 48 aniversario de bodas con su esposa Shirley en febrero.

“Las enfermeras, los médicos y el personal de hoy han sido todos magníficos”, añadió.

El país, que se enfrenta a la sexta peor cifra de muertes del mundo y a uno de los impactos económicos más duros derivados de la crisis de la pandemia, ya ha suministrado más de un millón de vacunas contra la COVID-19, más que el resto de Europa en conjunto, dijo el secretario de Salud Matt Hancock. “Es un triunfo de la ciencia británica que hayamos logrado llegar donde estamos”, dijo Hancock en declaraciones a la cadena Sky. “Desde el principio, vimos que la vacuna era la única salida a largo plazo”.

El Gobierno del primer ministro Boris Johnson ha adquirido 100 millones de dosis de la vacuna Oxford/AstraZeneca, que puede ser almacenada en el refrigerador a una temperatura de entre dos y ocho grados, lo que hace que sea más fácil de distribuir que la vacuna de Pfizer.

Seis hospitales en Inglaterra están administrando la primera de las 530.000 dosis que Reino Unido tiene preparadas. El programa se ampliará a cientos de otros emplazamientos en los próximos días, y el Gobierno británico tiene previsto suministrar decenas de millones de dosis en los próximos meses.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos dijeron que habían administrado 4,2 millones de las primeras dosis de vacunas contra la COVID-19 hasta el sábado por la mañana y que habían distribuido un total de 13,07 millones de vacunas.

Fuente Reuters

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *