Reflexiones acerca de la celebración navideña

Las tradiciones navideñas se suman a una larga lista de tareas pendientes que pudieran limitar el tiempo que pasamos con la familia y los amigos.

Cuando llega la época navideña, la música, los programas de televisión y el cine fomentan un ambiente festivo impregnado de alegría y emoción: el llamado espíritu de la Navidad. Y usted, ¿qué espera de esta época?

Reflexiones acerca de la Navidad

Primero hay que tomar en cuenta que la Biblia enseña que debemos recordar a Jesús, ser generosos, ayudar a los necesitados, dedicar tiempo a la familia y promover la paz.

LEA TAMBIÉN: El Chanchito horneado de Doña Olimpia una tradición de cuatro generaciones en Santa Rosa de Copán

Paradójicamente, Muchas de las canciones y costumbres navideñas tienen poco que ver con Jesucristo. De hecho, millones de personas que celebran la Navidad no son cristianas, y algunas ni siquiera creen que Jesús haya existido.

La noche antes de morir, Jesús instituyó una ceremonia sencilla para que sus discípulos conmemoraran su muerte y pronunció las siguientes palabras que aparecen en el evangelio de San Marcos (10:45).

«Porque aun el Hijo del hombre no vino para que se le ministrara, sino para ministrar y para dar su alma en rescate en cambio por muchos”.

Por eso, los cristianos deben recordar cada año a Jesús, no en la Navidad, como un bebé indefenso, sino en el aniversario de su muerte, como el salvador del mundo.

Tal como Jesús señaló, la generosidad causa alegría tanto al que da como al que recibe. Y con tal de experimentar esa satisfacción, muchos hacen de los regalos el punto central de la Navidad. Pero lo cierto es que no tenemos por qué limitarnos a hacer regalos en una época específica del año en la que se espera que todo el mundo lo haga.

Reflexiones acerca de la Navidad

Recordemos las palabras de San Pablo en su segunda carta a los Corintos.

“Que cada uno haga tal como lo ha resuelto en su corazón, no de mala gana, ni como obligado, porque Dios ama al dador alegre”.

(2 Corintios 9:7)

Esto adquiere sentido porque prestarse a salir en busca de un regalo en una época festiva trae varias tensiones o ansiedades, como por ejemplo el tener que enfrentar con tiendas colmadas de consumidores, e interminables filas; lo cual no ocurrirá si decide hacer un regalo el día menos pensado.

LEA TAMBIÉN: Niños y niñas disfrutan de la alegría navideña con colaboradores de EEH

También, puesto que Jesús ayudó a enfermos, pobres y desamparados, muchas personas tratan de imitarlo, lo cual es plausible. Algunas organizaciones benéficas suelen redoblar sus esfuerzos durante la época navideña por recaudar fondos.

Reflexiones acerca de la Navidad

No obstante, no debemos olvidar que las personas pobres, hambrientas y desamparadas no sufren solamente durante las festividades, de tal forma que si nos damos cuenta que alguien necesita ayuda y está en nuestro poder brindársela, no dudemos en hacerlo, recordemos que el Altísimo, el Todopoderoso, el Dios Padre que está en los cielos ve más allá de nuestras acciones, Él mira en nuestros corazones.

«Porque un niño nos ha nacido, un hijo se nos ha dado; y el regir principesco vendrá a estar sobre su hombro. Y por nombre se le llamará Maravilloso Consejero, Dios Poderoso, Padre Eterno, Príncipe de Paz. De la abundancia del regir principesco y de la paz no habrá fin, sobre el trono de David y sobre su reino a fin de establecerlo firmemente y sustentarlo por medio del derecho y por medio de la justicia, desde ahora en adelante y hasta tiempo indefinido. El mismísimo celo de Jehová de los ejércitos hará esto».

Isaías 9:6,7

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


2 × 5 =