Rechazados laboralmente, cuatro jóvenes con síndrome de Down abren su propia pizzeria

En Argentina unos jóvenes con síndrome de Down han hecho que su historia toque muchos corazones al tiempo que ha inspirado a muchos otros.

Se trata de cuatro chicos que, al verse siempre rechazados a la hora de encontrar una oportunidad laboral abrieron su propio restaurante, pues por su condición nadie les quiso brindar la oportunidad.

Ellos son los fundadores de “Los Perejiles”, una pizzeria que se especializa en fiestas y eventos. El negocio fue fundado en 2016 por Mateo Kawaguchi y tres colegas, Leandro López, Mauricio y Franco. Todos habían sufrido con malas experiencias en el mercado de trabajo. En resumen, no podían buenos puestos de trabajo simplemente porque tienen el síndrome de Down.

La madre de Kawaguchi ayudó a los niños en el proceso. En común, todos tenían la pasión por la pizza. Decidieron, entonces, crear una empresa que ofreciera el servicio de pizzeria para pequeños eventos, así como empleo a todo aquel que tuviera la capacidad sin discriminar a nadie.

En un año, realizaron más de 200 eventos, llevando pizzas y comidas italianas tradicionales como las bruschettas para fiestas, bodas y eventos privados. Uno de los motivos para el negocio de despegar fue una foto publicada en uno de los primeros eventos realizados por “Los Perejiles”.

La imagen vendió y el grupo recibió diversos pedidos por Argentina. La empresa actúa en San Isidro, ciudad próxima a la capital Buenos Aires.

El buffet de la empresa hoy tiene capacidad para atender hasta 600 personas en un único evento. “Somos más de 20 jóvenes con la gana diaria de superarnos”, reza el mensaje en la página web oficial de la empresa.

1 comentario

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


7 + nueve =