¿Qué motiva a una persona hombre o mujer a volverse adicta a ver pornografía?

Captura sicólogo Rubén Sánchez
El sicólogo mexicano Rubén Sánchez, explica que existe una diversidad de estímulos que hacen que las personas se vuelvan adictas a ver pornografía.

Indica que es un poquito diferente en el hombre que la mujer, sin embargo, hay ciertos rasgos de personalidad que hemos visto que motivan a ambos géneros que vuelve a unos más propensos que a otros, a generar este tipo de adicción, incluso son semejantes en los rasgos de personalidad que lleva al abuso de sustancias o al alcohol, dijo.

“Justamente es una de las preguntas que traté de hacerme, ¿qué lleva a una persona a que catalogue como algo bueno o algo benéfico el mandar sus imágenes (publicarlas). Y una de las cosas que nos dimos cuenta cuanto estudiábamos el cerebro es que un ‘like’ estimula la misma área cerebral que estimula la cocaína, por ejemplo”, refirió.

En la era cibernética digitalizada, hay un vehículo que puede conducir ciertas necesidades estimulantes de personalidad de forma incontrolada por el individuo, son las redes sociales.

“Tienen que haber ciertos predisponentes, el problema es que no todos conocen esos predisponentes entonces todo mundo cree que puede lidiar con esas redes y bueno pasan estas cosas”.

En la mujer hay una tendencia que nace por la necesidad de obtener “likes”, como una respuesta de aceptación social, o incluso aceptación a si mismo, expresó el profesional de la sicología.

“En los hombres es al revés, primero empiezan a buscar estos estímulos eróticos a través de las redes sociales, una de las cosas que hemos visto en las redes es lo que pasa con los hombres por ejemplo cuando ven contenido sexual en internet, es que empiezan a objetizar a la persona y eso es muy importante de entenderlo”.

“Una persona que ve de manera frecuente contenido sexual por internet, su cerebro empieza a sensibilizar eso y lo que a lo mejor una persona que no mira eso pasaría desapercibida una caricatura donde a lo mejor sale algo de contenido erótico, para ellos no”.

“Y en estas vías del placer está la tendencia a buscar una relación, a buscar satisfacerlo, ese es uno de los efectos de la pornografía en el cerebro masculino que se han revelado”, dijo Sánchez.

Agregó que la conducta humana siempre es más compleja de lo que parece, pero hay algo en lo que coinciden los dos géneros y sobre todo en los adolescentes.

“La mayoría de este tipo de conductas en redes sociales y contenido sexual por internet, los chicos lo utilizan como un método para disminuir la ansiedad. Cuando una persona está muy ansiosa, empieza a aumentar en su cerebro sustancia de lo no placentero, por así decirlo. Y para contrarrestarlo busca estímulo placentero de endopamiento”.

Para desgracia de la salud mental, la pornografía vía redes sociales cumple con tres criterios para su consumo, a ser: bajo costo, facilidad de acceso y privacidad, por lo que manifestó que siempre que un recurso adictivo cumple con estos tres criterios, surge una alta probabilidad que genere adicción. De ahí que este consumo haya aumentado de forma exponencial entre los jóvenes, consideró.

En este caso, ¿qué pueden hacer los padres de familia? ¿cómo pueden detectar que algo así está sucediendo con el chico de la familia?

“Hay varias luces o focos amarillos que nos pueden ayudar. Uno es, cuando se aísla mucho el hijo y sabiendo que utiliza la tecnología. Cuando ya vemos que está generando una compulsión, que no solo es que se aísla sino que busca aislarse. Una de las cosas que empiezan a ser más hostiles al recibimiento, después vemos que hay ojeras porque se desvelan”, apuntó.

Indicó que los estudios revelan que el momento en que más usuarios acapara la pornografía es el lunes entre 11:00 de la noche y 1:00 de la mañana. La causa que la sicología encuentra es que se debe a que es el día de inicio de las actividades laborales y estudiantiles, con ello inicia el estrés.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

13 − 2 =