¿QUÉ ES ESE TUFO? Quizá sea esa la pregunta más recurrente en las comunidades del Valle de Sula

recorte mapa CA 1b


Es un olor fétido que desde hace algunas semanas se percibe en diversas comunidades del Valle de Sula, pero con más incidencia en San Pedro Sula, particularmente en la noche.

Hasta el momento ninguna autoridad ambiental ha demostrado interés por investigar, así que la pregunta entre la población ha continuado, incluso algunos han comenzado a sentir temor, relacionándolo algunos con el Covid, otros diciendo que son descargas industriales, incluso hay quienes han llegado a considerar que podría ser resultado de algún evento tectónico o volcánico.

Sin embargo todas esas suposiciones solo aportan más confusión por eso consultamos  la opinión de profesionales en diversas áreas que expongan sus consideraciones, con la aclaración que no se trata de puntos de vista científicos, porque como mencionamos arriba, no se han realizado estudios al respecto.

ALEX VALLEJO, CAMBIO CLIMÁTICO, UNAH-VS. En realidad esta situación es una anomalía, porque no se había dado con anterioridad, o al menos no era evidente. Esto tiene que ver mucho con los patrones del clima también, porque el clima en las horas diurnas difiere mucho al de la noche.

Otra teoría es que se puede estar presentando en estos días una especie de inversión enérgica, pero todo esto necesitaría estudios para poder identificar si en realidad hay inversión enérgica en ciertas horas de la noche y eso esté provocando que se acumule algún tipo de emisiones.

Es dióxido de azufre, un elemento químico compuesto por dos moléculas de oxígeno y una de azufre, normalmente su fuente principal son erupciones volcánicas, o movimientos de tipo volcánico.

Pero igualmente los volcanes emiten otros gases como monóxido de carbono, dióxido de carbono, etc. En este caso particular sabemos que no hay volcanes activos en Honduras y en este caso particular no vería que fuera una situación tan propia de esto, porque no tenemos información que en los países vecinos existan erupciones volcánicas.

Yo estuve viendo el patrón que movimiento que tiene la nube, en el satélite de la NASA, se identifica a partir mas o menos de la 12 de la noche, hasta la 9 en que se disipa. En ese proceso lo que he visto es que la nube se desplaza hacia Guatemala, no a la inversa; recordemos que los contaminantes se desplazan conforme a los vientos.

Yo hice una imagen con tres proyecciones y 4 horas de diferencia, allí se identifica con movimiento entrando hacia Guatemala, hasta que como a las 9 desaparece totalmente.

Otra fuente de emisión viene por la combustión de materiales fósiles, especialmente del petróleo y sus derivados, así como carbón, gas; utilizados en la industria y el comercio, lo mismo que el transporte mecánico de toda índole.

MARIO TEJADA MEJIA, INGENIERO CIVIL. Vivimos en una concentración poblacional que ha ido creciendo de forma acelerada durante las últimas décadas, esto ha permitido que en el día con la radiación solar tengamos un efecto de dependencia de las actividades propias de la industria y la circulación de los vehículos y otras actividades en las que nos desarrollamos para generar las actividades propias de la ciudad.

Pero en la noche esto provoca un efecto invernadero, una capa que sube a la atmósfera y la cubre; en la noche vuelve a caer desde las partes altas de esa zona y nosotros lo sentimos como la descomposición completa de todo de lo que se ha emanado durante el día.

Hay otra circunstancia que el deterioro ambiental ha sido acelerado durante las últimas décadas también. Tenemos actividades que nos contaminan, por lo tanto, nosotros también tenemos un deterioro en la calidad de vida y lo que respiramos es un aire contaminado, lo que aunado a otros factores como por ejemplo vivimos en una ciudad que tanto los alcantarillados de aguas lluvias como de aguas negras, así como la distribución de agua potable es deficiente.

Estamos en una ciudad en que la mayor parte de estos sistemas han sido construidos hace 25, 30, 40 y 50 años, ya están fuera de la vida útil, eso hace emanaciones también, que contribuyen a que todos esos gases que el ser humano produce también contaminen el ambiente, entonces nosotros estamos deteriorando el entorno en donde vivimos.

Concluyeron que este fenómeno debe tener un trabajo científico en el cual se desarrolle una investigación con todos los parámetros que exige la ciencia para poder indagar, identificar y determinar dónde, cómo y por qué se están presentando estas emisiones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.